sábado, 27 de febrero de 2010

A JOSE LUIS ARANGUREN


Ciertamente que hoy nos haría falta una persona con la lucidez y claridad de ideas de José Luís Aranguren.
Recuerdo la asistencia masiva a sus conferencias, ensimismados, con una atención pulcra, buscando las respuestas a la situacion social y política que en esos momentos existía en el país.Allí se aprendió a interpretar la bondad de la democracia y a ver la necesidad urgente de contar con personas honestas para poner en marcha todo el sistema político, social y financiero.
Era, en aquellos años, una llamada de atención a las buenas costumbres, a la honestidad..., eran, en cierta manera, el asentar seriamente, las bases para cimentar el país.
En aquellos años se vivía mucho la política, la gente estaba ilusionada, los profesores de universidad salían a la calle a informar a los colectivos ciudadanos de los buenos fundamentos de la democracia para que empezaran a organizarse, en definitiva, se ilusionó al país.
Hoy, después de treinta años, no cabe duda,de que el país a evolucionado en todos los aspectos llegando a tener una calidad de vida y unas estructuras dignas de todo elogio, pero estamos fallando en las buenas costumbres, en esos mensajes que nos lanzaba el Sr.Aranguren...., en la seriedad, en el contar con gente honesta en las instituciones,.... no se supo controlar.
Este problema, no siendo genérico, sirve de mal ejemplo para el colectivo y crea bastantes dudas sobre la bondad que se le presupone a la democracia.

La gente de buena voluntad no entendemos que equis personas empleen las instituciones para ampliar su patrimonio y que una justicia lenta se recree ante las evidencias.

Hoy, falta idea de compromiso con el país..., con la sociedad. El empresario, el empleado y el sindicalista tienen que  estar unidos con la empresa para obtener más productividad y no pensar que todo son agresiones para el empleado..., esto sería buena costumbre.

El profesor Aranguren frunciría el ceño y diría que faltan filósofos para poner un poco de disciplina en la España actual.

Chavierín.

domingo, 21 de febrero de 2010

EL GRAN LEGADO DE LA EXPO 2008


Los aragoneses tendremos que ser capaces de mantener durante muchos años el gran legado físico y el gran legado de buenas intenciones que en su día lanzamos al viento y que fueron recogidos por miles de personas. Esa gran capacidad de organización, el concentrar a millones de personas viéndolas disfrutar y asentar con la cabeza, nos demuestra  que conseguimos emocionar.
Hoy quedamos muchos...., puede ser, los nostálgicos, los que queremos que esto nunca se acabe. El legado físico de la Expo obligatoriamente se tiene que cuidar y mimar y  no valen medias tintas, tendrá que haber más controles e informar de la conveniencia de su buen uso. Hoy está todo maravilloso, pero aun con todo, siempre existirá el que saca las paticas de la alforja y estropea la estampa del lugar.

La gente llana espera las memorias de la Tribuna del agua, las grandes conferencias que ahí se crearon..., las queremos consultar...., tenerlas más a mano.

El gran trabajo realizado en el faro también lo tendríamos que tener cerca y disfrutar de lo que ahí se dijo. Tampoco se puede permitir, que un centro tan querido por todos, no se pueda ubicar en otro lugar y tenerlo como centro de compromiso mundial.

El pabellón de España tendrá que ser el altavoz y oficina de referencia de los problemas del agua, porque, no consiste sólo en plantear ideas, sino en tomar decisiones.

Los del lugar echamos de menos un museo de la Expo donde poder contemplar los presentes donados a la ciudad por todos los paises, objetos representativos, las opiniones de los jefes de estado, saber,si nos han dado un golpecico en la espalda o,en definitiva, hacer lo posible para que el recuerdo permanezca.

Algo se mueve, enhorabuena. Chavierin.

sábado, 13 de febrero de 2010

Comienza la aventura


Las cosas son como son pero no necesariamente tendrían que ser así. En este blog dejaré constancia de cómo me gustaría que fueran algunas cosas que ahora no me convencen.