lunes, 30 de noviembre de 2015

LOS DUENDES DEL BAZTAN,.....by Chavierín

     Los brillos alardean de irisación mostrando los tonos de plata de las aguas inquietas del río Baztán, mientras, el duende escondido en el arbolario, lanza pelusas de hoja amarilla, recordándole al estudiante de ayer, que aunque tu no has estado en estos últimos años, la vida en el valle sigue igual,... cadenciosa,.... mágica, dejando en el recuerdo esas imágenes de barbas blancas de colegios de internado que te visitan de vez en cuando.

     .....esa foto mágica la hizo ayer Chavierín....

     ..... nada está y todo es....

     Me hacía ilusión,....después de tantos años tenía ganas de volver para saludar y sentir a los duendes del valle,.... a los de la lluvia y el misterio, a los que viven en la frondosidad del bosque, a los de la tranquilidad, y también para visitar la senda del lugar de estudio y formación,... pero ahí,... no había nada, sólo el buzón emocionado que guarda los recuerdos de aquellos estudiantes.

     .....No queda nada,... estamos solos, merodeando por el lugar,... esperando que venga alguien de aquel recreo para poder jugar con él,...los duendecillos de antaño...

     Ahora, viven entre las casas de nueva construcción porque es su misión, guardando los griteríos de entonces, contrariados por el paso del tiempo, y sin asimilar que todo cambia y que los centros de internado han perdido su función.

   Los estudiantes de esa época, los de los italianos, los de Lecároz,...., una vez ahí, nos quedamos desencantados porque  no podemos ver los centros de entonces,.... no existen,... sólo se mantienen, menos mal, en los archivos de nuestra juventud.

     Pero es igual,... vuelvo encantado a visitar las praderas de ese valle tan lleno de duende,... su río,... sus caserones,.... sus calles de carruaje e historia,... y a esas personas de pelo blanco que vivieron y disfrutaron  también de esos tiempos.

     ..... ramas que me atrapan el pantalón,... hojas que se vandean al viento delante de mí,... brisas del inmenso caserío que nos dicen que nada se acaba..... me saludan,....saben que me voy....

     Emocionado se va este duendecillo que un día fue uno más del colegio de los italianos y que cada cierto tiempo aparece por ahí siguiendo el encanto de esa época.

    Que le voy hacer

    Chavierín,...

Agradezco y doy las gracias a mi cuñado Nanín por la ilusión demostrada en este viaje al valle de Baztán.

     

     

martes, 17 de noviembre de 2015

VOLVER A EMPEZAR

     Lamentos y silbidos de viento  cruzan por las rendijas de la ausencia,....de las moradas del hogar,.... el frío y la nieve aletarga los momentos de silencio,.... de cuando la vida no encuentra ni habla ni gente a quien entretener,.... pueblos campaneros, en otrora de regocijo, que viven momentos tristes a causa de la edad y por el éxodo a otras tierras de sus mocetes.

     Y si las piedras hablaran nos dirían que están acostumbradas,... que es normal, que por esas tierras de labor y asueto, de campiñas pequeñas y rincones al abrigo del rio,  lleven años de transumancia generacional, de viajes y estancias largas hacia la prosperidad, dejando sólo en las cabañuela, la imagen de la bata negra en la penumbra del patio y rastros de leña en el portal, porque aún se quedan los abuelos guardando la hacienda.

     " Me voy, padre,... tengo que partir,... a buscar la riqueza,... porque aquí en la lugar, poca cosa tenemos,...- pues..... los tiempos cambian y los cantos de sirena dicen que por ahí,  hay más posibilidades de jornal " 

     Esos mayores, de jóvenes, se convirtieron en escuderos y decidieron quedarse a guardar  la hacienda y crear familia,... en sus raíces,... con retoños, aún a sabiendas, que era la última oportunidad que les quedaba porque la necesidad de subsistencia de sus hijos llamaría a la puerta y les privaría de su compañía. 
     Hoy vemos, cómo casi todos los caminos,... los portalones, se esconden entre los silencios, cerrados por las angosturas de los  inviernos y porque nuestros nobles escuderos se van marchando poco a poco,.... sólo quedan en los ventanales alguna pequeña luz que nos dice que mientras hay vida hay esperanza.

     Esta es la realidad que están viviendo muchos pueblos de la Hispania, durante el buen tiempo, toman aire monegasco de segunda residencia, mientras que en el invierno, aparece la realidad de la despoblación, echando de menos los jolgorios infantiles por las calles de un pueblo al uso,.... como tiene que ser,....entre el vaho y las estufas.
     Sé que muchos pueblos pequeños desaparecen porque les oprime la soledad, y otros desmerecerán,... se quedarán en letargo, en espera de mejores tiempos, de cambios de costumbres y de ideas de futuro,... o de moda,... algo ocurrirá porque nada es definitivo,... muchos años llevan las iglesias en pie siendo testigos del paso de generaciones. Todo seguirá,... el invierno se hará duro para los valientes pobladores que planteen ahí su futuro y, los demás, seguirán con su veraneo visitando la hacienda de sus antecesores,... siempre habrá alguna luz con más o menos intensidad que mantendrá viva esa esperanza en los pueblos.

     Los nacidos en pueblos con descenso de población, llevamos en la mente las escenas de cuando todo eran tiempos de rosas, de cuando en todas las casas rebosaba el jolgorio, y por eso, al comparar,  nos entra la tristeza y la pesadumbre, es el escozor que deja el paso del tiempo,... el proceso, lo tenemos que ver con normalidad.

     ¿ Cualquier tiempo pasado fue mejor ?,...sin duda, pero cada cosa en su momento. Ahora conoceremos otras obras de teatro de vida con paisajes nuevos y quien sabe, si con nuevos inquilinos.

     Así es la vida

     Chavierín

      

     

      

     

lunes, 2 de noviembre de 2015

LA VOZ DE LA CONCIENCIA


     Tangencial, el visillo del ventano movía su espacio,... cauto, por los miedos amasados en su mente de dedo acusador, en otrora, aniquilador de vidas sencillas y que regresa reclamándole explicación por sus actos,... el vuelo inmaterial,... la conciencia, que le recrimina el porqué pudiste caer tan bajo,... la ansiedad le recluye.

    Desaparece,... huye,.... despedazado,... con miedos, el libro de la conducta le pide rellenar los renglones de la bondad y ve que no tiene nada,... ni sitio en este lugar,... fue indecente.

    Dejo el confesonario y al hilo argumentaré con sensación de vinagreta....

     Y si tomo secuelas de las grandes guerras me horrorizaría y denostaría los abusos horribles del timonel,... y si tomo escritura de la desdichada guerra de Irak con unos dirigentes que apenas reconocen el fiasco , me desgarraría el cabreo y la indecencia por que veo que esto lleva visos de nunca acabar. 
     Las ideologías, desgraciadamente siembran cunetas,.... las ganas de ser distintos y únicos también, no me empujes con tus ocurrencias porque cuando el tiempo pase os preguntareis porqué hemos actuado así,... historias tristes acaecidas.

     Tiznan los dedos, los nervios del 2015 renueven los viejos tiempos del desván dando paso a la clase y la distinción, de fronteras y escaramuzas, porque no sabemos convivir y entender de una vez, que los tiempos cambian...... y si tengo que rellenar de octavillas  la protesta, tendré que decir, que no faltarán nunca las visitas del remordimiento para reprochar las malas conductas,... menos mal.
     No olvidemos que la condición humana está compuesta también de realidades inmateriales vinculadas a la inteligencia y a la ética que nos recriminarán el haber cometido actos injustos, siendo los del daño y sufrimiento causado, los que más nos atormentarán.
      Es bueno escuchar la tristeza causada para pedir perdón y empezar de nuevo con ideas constructivas, ese es el ungüento que les permitirá salir de su encierro mental.
      
     Tanto sufrimiento causado ,... ¿para qué ?,.... el tiempo incrimina
      
     Tiene mucho trabajo esa nube de la conciencia.

     Chavierín