martes, 20 de mayo de 2014

CANDILEJAS,....en Ubío


 ENTRE  BAMBALINAS  Y  LUCIÉRNAGAS  NACEN  LAS  FANTASÍAS,  LOS  RECREOS, LA  IMAGINACIÓN  SANA  DE  TUS  MOMENTOS  DE  INFANCIA

Y como un pequeño lebrel mimado y contemplado hacía sus paseos de descubrir mundos por ese arroyuelo de aguas silenciosas y cristalinas. Mundos mágicos de ojos que observan desde los ribazos, las dos plácidas guinderas, pequeñas y rechonchetas, se reían de mi y se preguntaban a dónde iba este pequeño corcel. El almendro colgante en la sima, siempre haciendo malabares y jameteando con las ramas y haciéndose el gracioso con su atrevimiento, o la pomposa señora, el cerezo inmenso que dominaba todo, el fruto, la reunión, las fiestas y la sombra y, que siempre sabía, que al final tenía que acudir allí.

Risas y muecas salían del agua, los cabezudillos de larga cola , se preguntaban quién viene aquí tan distraído y enano, y los avioncelos flotantes y helicópteros de colorines arrimábanse también a la fiesta del nuevo inquilino haciendo demostraciones de su mundo fantástico, mientras los brazos juguetones de las moreras atrapaban con picardía mi pequeño jersey haciéndome ver que en este lugar existen bromas y gracietas.

Y en mi entretenimiento, una llamada puntual sentía yo, ----!! Mocé dónde estás que no te veo !!... ----¡ Aquí, abuelo, pescando en el agua !,   ----¡ Hala  ven, que vamos a soltar el agua para regar !

Barranco arriba caminaba yo de la mano de mi abuelo Luís, ensimismado con este nuevo mundo que acababa de descubrir.

En otro escenario me encontré con voces amigas, de sonrisas y muecas, otra vez, en el mundo del agua, cuando mi padre me mandaba con el cantarillo a buscar agua al pozo de escaleras de piedra, obscuro y techumbre protectora, y con  " millones " de litros de agua,y yo, mientras, con el enfado y el miedo que llevaba, me tenía que aguantar con las risas de los sapillos protectores de la pared, de ojos lánguidos y placenteros y que me decían que qué mala cara tienes hoy Chavierín; al final, con el cántaro casi lleno, una pequeña culebrilla se acercaba y me deseaba que pasara un buen día.

JUNCOS  Y  AGUA  FRESCA  ESCONDÍAN  ESTOS  QUERIDOS  HABITANTES  EN  SU POZO  DE  LLUVIA  Y  SED

Y ¿ porqué me dejaban entrar en su mundo fantástico ?,...porque en su mundo no había maldad y eran  mis amigos del alma,....en ese lugar

Esas gallinas libertarias que poblaban el corral y se alejaban a su libre albedrío a las que yo les recriminaba que qué hacían por ahí tan lejanas, y ellas me respondían, que el mundo es suyo y que  la raposa se las traía al pairo; pero, cuando atardecía o había riesgo de tormenta, llegaban corriendo, zamponas, y me decían con desdén que ya hemos vuelto Chavierín a nuestro,....cubículo.

Destreza y ratos dulces pasaba este pequeño contemplador en las paredes del serenau observando a las intrépidas cabras, ratos y ratos y complacencia mutua, yo era el nuevo inquilino y les llamaba la atención. Allí aprendí a valorar el porte de esos animales alimentadores y obedientes.

LA  ESQUILA  SONABA  POR  LA  CALLE  MEDIAVILLA,....LA  BUENA  DULA

Y esos inmensos campos de trigo verde, ondulado y evocador, que eran mi eterno carrusel de saltos y escondites acompañado de la perra canela Fifí, gran cazadora y discreta acompañante.
Y qué diría yo de mis pequeños amigos observados, los milanos que habitaban en el gran barranco de los miedos, profundo y misterioso, y las peiras y corculladas racioneras  muy amigas de los rebaños.

TEBEO  MÁGICO  QUE  DESCUBRÍ  EN  ESE  LUGAR

Aunque recomiendan que no es bueno volver a los lugares donde uno fue feliz,  después de muchos años, regresé a visitar la finca de Ubio. Con sorpresa, encontré  todo muy deteriorado por el paso del tiempo, a duras penas se mantenía algún edificio en pié. el cubierto de los rebaños luchaba contra la intemperie y sólo la pequeña cabaña resistía con su porte de siempre. Me llamó la atención el ventano cerrado,.... lo abrí desde fuera y en la obscuridad , con el flach conectado de la cámara, fotografié el interior para ver qué imagen salía,  presentándose en primera fila, el fogón y la silla de siempre al lado del fuego,... como esperando a alguien,.... como queriendo decir algo.  Sentí una gran emoción porque  estaba contemplando  el último resquicio del  "salón" de aquella época,...de esa vida mágica, sencilla y feliz,....
Al final, comprendí,  que lo que me querían decir es que contara cosas, vivencias,... y que me explayara como quisiera, porque los tiempos pasan pero las historias quedan.

Hoy tengo estas fotografías pintadas al óleo en mi casa, como invitados de siempre, en su residencia de descanso y recuerdos,... observados y mimados,...y con alguna que otra leve conversación,....   de vez en cuando,...entre luces y candilejas.

Chavierín.

domingo, 11 de mayo de 2014

LO QUE ACONSEJA LA RACIONALIDAD

Continuamente vemos cómo los buenos pensadores, con la intención sana de ayudar a las personas a tener una buena convivencia,  presentan su ofrenda ante la corte de la excelencia empleando parámetros surtidos de justicia, dignidad y derechos humanos. 

Nuestros ancestros, esos que empezaban a preguntarse el porqué de las cosas, emplearon plazas y ágoras para intercambiar  ideas ya que veían necesario la creación de unas normas para vivir en paz y sosiego. Unos pocos cogieron el testigo y los demás siguieron como cabras locas por el páramo haciendo caso omiso a estas recomendaciones.
Aristóteles decía que los buenos principios son la simiente de la prosperidad y, que los malos,  los portan las cuadrillas de desharrapados que ponen trabas con el fin de complicarlo todo.

En el páramo español, " tierra bravía ", siguen pastando estos fenómenos  discordantes de despiste fácil, especialistas en construir torres de Babel, y expertos en rellenar la bochaca con el menor costo posible y traerles al pairo las recomendaciones para respetar la dignidad de la persona.

" Y bien podrían subir al monte Sinaí para recibir el libro sagrado con las normas de dignidad y respeto humano para ver si abandonan de una vez la espada de Diocleciano."

ERA 2014---- EDICTO-----

---Reconciliación familiar, dedicar el tiempo justo al trabajo y estar más tiempo con la familia, como cosa lógica de vida y existencia.

---Atajar de una forma seria el acoso laboral y dejar que el empleado sea autosuficiente con su ingenio, sin ocupar su espacio laboral.

---Dar importancia al estrés laboral como causa determinante de enfermedades y sufrimiento y no atosigar tanto al empleado.

---Valorar los esfuerzos con los emolumentos justos, sin trampa ni cartón.

--- Menos exigencias a la hora de contratar a un empleado.
                                                                                                     
 Ante estos consejos no esperemos milagros ni distinción, ni delicadezas,... esperemos disciplinas y modales agresivos  amenazadores o, la manida frase, de "daros por afortunados con lo que tenéis ".
Estos consejos para la mayoría del mundo empresarial no tiene ninguna importancia, el mundo financiero y de producción necesita rendimiento,  disciplina y mano dura y,.... no hay más que hablar,..... lo demás son todo chorradas.
Como tampoco vamos a esperar a que entiendan los sufrimientos del parado de larga duración, con problemas puntuales de depresión, o que la mayoría de los contratos sean por días,...  "lo importante es que la gente vaya trabajando aunque sea con contratos basura ", decía el presidente de la patronal,...y ¿ el futuro de estas personas con estas condiciones de qué color será ?, pues,... muy negro, sin esperanzas.

He recreado muchas veces las marchas al castillo en el medioevo con el saco de arpillera para recoger las sobras de las comilonas, ahora, en los tiempos modernos tendremos que recoger las pelarzas debajo de las ventanas del chalet porque es el camino que nos están marcando.

Los vientos de la decencia y la racionalidad no suelen entrar por este país, bandolerismo moderno mezclado con dinero negro y  malos modales,... no esperemos nada. 


DE VEZ EN CUANDO EL SONIDO DE  LA LATA COLGANTE  AVISABA AL SOLITARIO MANZANO DEL RAMBLAR,...

Labor de insistencia,....sin respuesta....respeten a las personas.

Chavierín.