domingo, 11 de mayo de 2014

LO QUE ACONSEJA LA RACIONALIDAD

Continuamente vemos cómo los buenos pensadores, con la intención sana de ayudar a las personas a tener una buena convivencia,  presentan su ofrenda ante la corte de la excelencia empleando parámetros surtidos de justicia, dignidad y derechos humanos. 

Nuestros ancestros, esos que empezaban a preguntarse el porqué de las cosas, emplearon plazas y ágoras para intercambiar  ideas ya que veían necesario la creación de unas normas para vivir en paz y sosiego. Unos pocos cogieron el testigo y los demás siguieron como cabras locas por el páramo haciendo caso omiso a estas recomendaciones.
Aristóteles decía que los buenos principios son la simiente de la prosperidad y, que los malos,  los portan las cuadrillas de desharrapados que ponen trabas con el fin de complicarlo todo.

En el páramo español, " tierra bravía ", siguen pastando estos fenómenos  discordantes de despiste fácil, especialistas en construir torres de Babel, y expertos en rellenar la bochaca con el menor costo posible y traerles al pairo las recomendaciones para respetar la dignidad de la persona.

" Y bien podrían subir al monte Sinaí para recibir el libro sagrado con las normas de dignidad y respeto humano para ver si abandonan de una vez la espada de Diocleciano."

ERA 2014---- EDICTO-----

---Reconciliación familiar, dedicar el tiempo justo al trabajo y estar más tiempo con la familia, como cosa lógica de vida y existencia.

---Atajar de una forma seria el acoso laboral y dejar que el empleado sea autosuficiente con su ingenio, sin ocupar su espacio laboral.

---Dar importancia al estrés laboral como causa determinante de enfermedades y sufrimiento y no atosigar tanto al empleado.

---Valorar los esfuerzos con los emolumentos justos, sin trampa ni cartón.

--- Menos exigencias a la hora de contratar a un empleado.
                                                                                                     
 Ante estos consejos no esperemos milagros ni distinción, ni delicadezas,... esperemos disciplinas y modales agresivos  amenazadores o, la manida frase, de "daros por afortunados con lo que tenéis ".
Estos consejos para la mayoría del mundo empresarial no tiene ninguna importancia, el mundo financiero y de producción necesita rendimiento,  disciplina y mano dura y,.... no hay más que hablar,..... lo demás son todo chorradas.
Como tampoco vamos a esperar a que entiendan los sufrimientos del parado de larga duración, con problemas puntuales de depresión, o que la mayoría de los contratos sean por días,...  "lo importante es que la gente vaya trabajando aunque sea con contratos basura ", decía el presidente de la patronal,...y ¿ el futuro de estas personas con estas condiciones de qué color será ?, pues,... muy negro, sin esperanzas.

He recreado muchas veces las marchas al castillo en el medioevo con el saco de arpillera para recoger las sobras de las comilonas, ahora, en los tiempos modernos tendremos que recoger las pelarzas debajo de las ventanas del chalet porque es el camino que nos están marcando.

Los vientos de la decencia y la racionalidad no suelen entrar por este país, bandolerismo moderno mezclado con dinero negro y  malos modales,... no esperemos nada. 


DE VEZ EN CUANDO EL SONIDO DE  LA LATA COLGANTE  AVISABA AL SOLITARIO MANZANO DEL RAMBLAR,...

Labor de insistencia,....sin respuesta....respeten a las personas.

Chavierín.

1 comentario:

  1. Sí señor, reflexiones profundas y sensatas. Que dan en el clavo de las injustas situaciones que tenemos que soportar día a día. El hartazgo de la ciudadanía, los oídos sordos de nuestros regidores. Vemos cómo les cuesta pasearse por la calle y acercarse al ciudadano de a pie y lo hacen porque no queda otro remedio. Se tienen que hacer los campechanos aunque sea a marchas forzadas y por unos días para asegurarse la elección. Pero se nota que echan de menos los despachos, el sosiego de la sauna después de una comida de "trabajo" bien regada con caldos de Rioja, los buenos ratos jugando al paddel y sobretodo mandar y hacerse los importantes. Se olvidan rápido que están donde están porque, en nuestra inocencia los hemos elegido de nuevo. Pierden con rapidez la memoria del contenido de su juramento como ministros, como diputados....Palabras bonitas pero con contenido hueco...
    Así que ya sabes, amigo Javier. Apunta bien en las sucesivas votaciones que se aproximan. No podemos errar. Al contrario de lo que se decía en las manifestaciones tenemos que creernos que si, que sí que sí nos representan.

    ResponderEliminar