domingo, 28 de noviembre de 2010

EL CONCEPTO DE PAIS


No recuerdo bien, pero me parece que fue por los años setenta y tres o setenta y cuatro, cuando el ínclito poder establecido, pensó que sería interesante hacer el servicio militar fuera de la región de origen.

Fue así como todos los españolitos quintillos, en sorteos celebrados por fechas de nacimiento, convivimos durante catorce meses. La norma nos pareció un abuso, un gasto superfluo para las familias, pero como el que manda manda, y más en aquellos años, todos tomamos el tren con destino a ciudades distintas.

Llegabas a los cuarteles y te tenías que adaptar, aprender a convivir, cosa que para la mayoría no fue dificil, he hicimos amistad con compañeros de otras regiones, andaluces, catalanes, vascos, castellanos etc. etc., guardando un excelente recuerdo de todos ellos y un reconocimiento de que la bondad existe en todas las regiones.
España, este país nuestro, grande, además de la buena gente, tiene miles de lugares encantadores,... por nombrar alguno ,... el castizo Madrid, maravilloso, que me tocó vivir en el servicio militar,... los enormes Pirineos,... los grandes mares con sus costas,... las mesetas castellanas con sus años y años de historia,... las veredas blancas de las costas andaluzas,... la pesca gallega,... mi admirada Peñíscola,... mi valle de Baztán,...mi querido río Ebro, amigo de todos los días, y el último cromo que me faltaba, la maravillosa obra de Gaudí, la Sagrada Familia.

El deporte también ayuda a querer el país, a sentirte del terreno.

Con la consecución del mundial de fútbol o de baloncesto, además de disfrutar, vimos cómo trabaja un grupo humano con educación y saber estar....

Y todos estos comentarios sobre la bondad de mi país ¿porqué ? .

Pues,...porque yo creo mucho en mi país, en sus gentes, en el sistema establecido, en la democracia y en los grupos políticos serios,  necesarios para que esto funcione,y que, ante esta crisis complicada de solucionar, pongo primero el futuro de sus gentes a los intereses de los partidos.

A mí no me interesa un grupo político porque sí, a mi me interesa un grupo político con miras altas de país que trabaje para solucionar los problemas de la gente y les quite sufrimiento a las familias.
El ciudadano de a pié vería muy bien, que los dos partidos mayoritarios, se pusieran de acuerdo en temas puntuales para encarar bien la crisis.
Chavierin, dice, que este querido país, merece la pena y que hay que pensar las cosas antes de hablar, máxime ahora que estamos en momentos complicados.

Ya saldremos, tenemos madera. Chavierín

domingo, 21 de noviembre de 2010

!!! APAGA EL CANDIL ¡¡¡


¡¡¡ Pase, pase, D. José siéntese que ahora mismo le atiendo ¡¡¡,

Estas eran las palabras, que en plan jocoso le dirigía el tosco escribano a este agricultor tembloroso, mientras él, se entretenía con los amigos de siempre, hablando de sandeces e importándole un pito que un sencillo agricultor esperara lo que esperara para pagar sus recibos agrarios.Al rato, y de mala manera, le decía que le faltaba tal sello o que no había escrito todo con letra clara y lo mandaba a paseo para una nueva entrevista, yéndose el ciudadano de rigor, un poco abochornado y asumiendo que el que está en la mesa oficial es la autoridad y que había que obedecer . A renglón seguido se levanta, cabecea y lentamente se coloca la boina que con educación se había quitado al entrar y se despide con un !vaya ud. con Dios ¡.

Estas son las conductas y los miedos que la población de los años setenta y anteriores demostraba al poder establecido, a los señores de casas rancias, de renombre y con escudo de armas, era el sino de la sociedad de entonces triste y obediente por el sistema político establecido.

Hoy, después de cuarenta o más años, estos viejos costumbrismos ,creemos, que han desaparecido o ,al menos, las reverenciales, aunque, en los pequeños núcleos se dan las paradojas de entonces que resisten por ignorancia y por la tontería de los dueños.

En la sociedad actual existe una marcación de roles excesiva buscando la diferenciación de grupos, de élites, yo doctor, yo matemático, yo químico,yo,yo,yo,yo......, como si la existencia la marcara el oficio y sin pensar que es un medio de vida.

La vida es fácil de interpretar, yo soy maestro y me gano la vida educando niños, yo soy fontanero y me gano la vida poniendo grifos, yo soy médico y me gano la vida atendiendo a los pacientes y después......los tres al bar....a tomar algo.
Los tiempos han cambiado y lo importante es vivir y convivir, que no es poco ,y dejémonos de tonterías.

Ahora me voy corriendo que he quedado en el .....pub.

Chavierín a 250 Watts.

martes, 16 de noviembre de 2010

CIUDADANO EUROPEO


No voy a hablar sobre los motivos que causaron esta crisis mundial porque ahora que casi vamos a llevar dos años que la tenemos de inquilina en casa, nos vamos haciendo a ella, y aunque tenemos ganas y buenas palabras para que se emancipe, no conseguimos que deje en paz al ministerio de economía.

Los de a pié podremos opinar sobre los motivos, de una manera somera, y nos podremos asustar viendo las empresas y negocios que van cerrando o , alegrarnos a la vez, de las empresas que empiezan a tomar el vuelo, pero, ciertamente, tendremos que confiar en los economistas, personas preparadas para solventar el problema y que ahora, mal que por bien nos venga, tendrán que hacer esfuerzos extras de interpretación.

Todos los gobiernos se rodean de los mejores gurús de la economía para solucionar el tema, y de vez en cuando, comparten iniciativas e ideas en grandes foros de economía absorbiendo las ideas más brillantes de los ponentes y poder transportarlas a cada país y ponerlas en prácticas.

Yo, como ciudadano, confío en el buen hacer de nuestros gobernantes económicos, pienso que si tuviéramos el oráculo solucionador en nuestro país el gobierno lo habría fichado.

Tenemos que dejarlos trabajar, y si en un momento , dan muestras de cansancio o poca lucidez presentar alternativas concretas creíbles que ayuden a solucionar el tema.

Yo, el confiado, estoy tranquilo, si estuviéramos solos por estos parajes y con este problema, vería el futuro con más nubarrones, pero menos mal que somos socios de la Comunidad Europea, situación que nos da seguridad, nos exige seriedad y hacen de motores económicos para los demás países.

A nadie le gusta ser el último de la escuela pero tendremos que comprender que las llamadas de atención son por algo, que nos tenemos que tomar el país en serio, ser consecuentes con el dinero no declarado,y , en definitiva, tener idea de país.

Vivir en comunidad nos exige compromiso.
Menos mal, porque ahora parece que vemos la luz al final del túnel.

Sin más se despide Chavierín.

martes, 9 de noviembre de 2010

MI PERIPLO POR EL VALLE BAZTAN


¡¡¡¡ Bueno, pues nada, que se te ha metido en la cabeza el ir a estudiar  al colegio de esos frailes de Elizondo ¡¡¡.
Era la frase con la que mi madre reflejaba su  tristeza .-.
A una madre le cuesta desprenderse de un hijo, aunque sea por una causa de educación y máxime cuando ese chavalín no tenía más de diez u once años, pero era la normalidad en aquellos años.
A mí, me había convencido ese frailecillo que pululaba de vez en cuando por la escuela del pueblo buscando acólitos para su colegio y que nos vendía bien las excelencias del estudio, del deporte, de conocer mundo, de un veraneo en Santander..., para mí era una suerte salir del pueblo y conocer nuevos lugares..., me sentía importante.
Recuerdo la llegada, después de haber pasado por el mareante puerto de Velate, de noche, a un caserío  vasco, con muchas ventanas, terrazas y jardín exterior. Mis compañeros y yo, nos maravillamos al día siguiente por el encanto del lugar, todo verde, praderas por todos los sitios, vacas y más vacas, .....estábamos encantados..

No tardaron mucho en notificarnos las normas del colegio, levantarnos a las siete de la mañana, en silencio, las tres comidas diarias..., en silencio, dedicarnos al rezo y a la misa diaria y sobretodo dedicarnos en cuerpo y alma al estudio.
La relación con la familia era sólo por carta y con control de lo que escribíamos y de lo que nos escribían, no sabíamos lo que era el teléfono para hablar con la familia.

Así pasamos los dos primeros años estudiando con disciplina espartana.
Cada tres meses veíamos a la familia, pero, a pesar de la edad,lo asumíamos con normalidad.

Llegaron los tiempos buenos con el cambio de rectorado, se evolucionó a una convivencia más acorde con los tiempos, se tenía la obligación de estudiar, con normas religiosas, pero hacíamos una vida más moderna..., permiso para fumar..., poco, salidas por el pueblo, deporte y más deporte, participar en ayudas humanitarias, conocer países europeos y sobre todo convivir y participar en jornadas formativas.

En los seis o siete años, que permanecí en el valle, tengo que decir, que aborrecí un poco la lluvia, pero nunca el paisaje ni a sus gentes, buenas de verdad.
Han pasado los años y siempre rememoro aquellos años vividos en Elizondo junto a grandes compañeros con los cuales conservo la amistad y compruebo, in situ, la educación de los mismos.

Hoy, los grandes colegios del valle han desaparecido,Lecároz, los italianos....hoy, no se necesita esa disciplina espartana, hoy existe una educación liberal y más acorde con los tiempos, pero en aquellos años era lo que se estilaba y el medio que ayudaba a muchas familias para que sus hijos pudieran estudiar.
Reconozco, la disciplina que había en estos centros, pero también reconozco que sirvieron para saber buscar nuevos valores a la vida y poder interpretar mejor la existencia.

Lo tenía que contar.....

     Y pasando por Irurita, camino de Oronoz, se despide el alumno.....

     Chavierín

sábado, 6 de noviembre de 2010

EL POLITICO PURO


Todos sabemos que los fundamentos de la convivencia se basan en la palabra..., en ponerse de acuerdo..., en buscar la solución más idónea para salir todos beneficiados, es la base para el buen ambiente familiar, para el buen ambiente en los círculos sociales, pero sobre todo es la base para que en una sociedad tan grande, como puede ser un país, todo funcione.


En la mayoría de los países abundan los que hablan, los que debaten, los diputados, los senadores, "los políticos ", los que a veces nos mandan imágenes de desorden, de platea gallinera, de agresividad, esos que, en un país democrático, queramos o no, son fundamentales para la normalización del mismo.

La tranquilidad de un país se mide por la convivencia, por el orden social, por la seriedad de sus políticos, por saber administrar bien los recursos y por proyectar una buena imagen de cara al exterior, ese es el sino del estado organizado.

Si no existieran los políticos ¿ quién nos organizaría?.

Son los que hacen las leyes, debaten, y son los que siempre tienen que estar despejados para llevar adelante el país junto a todos los agentes sociales, empresa y trabajadores.

Siempre ha sido difícil, en cualquier pais, el hacer que la gente comprenda el papel del político, muchos no lo entienden como fundamental, lo ven como algo aleatorio y esto puede ser por ignorancia o por la imagen que algunos proyectan. En cualquier llamada a votaciones siempre hay un porcentaje alto de ciudadanos que no participan, cosa que nos tiene que hacer pensar..., o porque  no se venden bien los motivos o porque la conducta y la buena vida del político cercano no le cuadra a la gente.

Mi pariente, Jesús, dice que el trabajo de un político tiene  que ser por vocación y no por profesión, que es como muchos se lo están tomando ahora.

No nos damos cuenta pero los malos ejemplos de conducta retrotraen y crean dudas de la bondad de la democracia.

Haría falta savia nueva para aprovechar la inteligencia de los jóvenes de hoy.
Chavierin...