domingo, 28 de noviembre de 2010

EL CONCEPTO DE PAIS


No recuerdo bien, pero me parece que fue por los años setenta y tres o setenta y cuatro, cuando el ínclito poder establecido, pensó que sería interesante hacer el servicio militar fuera de la región de origen.

Fue así como todos los españolitos quintillos, en sorteos celebrados por fechas de nacimiento, convivimos durante catorce meses. La norma nos pareció un abuso, un gasto superfluo para las familias, pero como el que manda manda, y más en aquellos años, todos tomamos el tren con destino a ciudades distintas.

Llegabas a los cuarteles y te tenías que adaptar, aprender a convivir, cosa que para la mayoría no fue dificil, he hicimos amistad con compañeros de otras regiones, andaluces, catalanes, vascos, castellanos etc. etc., guardando un excelente recuerdo de todos ellos y un reconocimiento de que la bondad existe en todas las regiones.
España, este país nuestro, grande, además de la buena gente, tiene miles de lugares encantadores,... por nombrar alguno ,... el castizo Madrid, maravilloso, que me tocó vivir en el servicio militar,... los enormes Pirineos,... los grandes mares con sus costas,... las mesetas castellanas con sus años y años de historia,... las veredas blancas de las costas andaluzas,... la pesca gallega,... mi admirada Peñíscola,... mi valle de Baztán,...mi querido río Ebro, amigo de todos los días, y el último cromo que me faltaba, la maravillosa obra de Gaudí, la Sagrada Familia.

El deporte también ayuda a querer el país, a sentirte del terreno.

Con la consecución del mundial de fútbol o de baloncesto, además de disfrutar, vimos cómo trabaja un grupo humano con educación y saber estar....

Y todos estos comentarios sobre la bondad de mi país ¿porqué ? .

Pues,...porque yo creo mucho en mi país, en sus gentes, en el sistema establecido, en la democracia y en los grupos políticos serios,  necesarios para que esto funcione,y que, ante esta crisis complicada de solucionar, pongo primero el futuro de sus gentes a los intereses de los partidos.

A mí no me interesa un grupo político porque sí, a mi me interesa un grupo político con miras altas de país que trabaje para solucionar los problemas de la gente y les quite sufrimiento a las familias.
El ciudadano de a pié vería muy bien, que los dos partidos mayoritarios, se pusieran de acuerdo en temas puntuales para encarar bien la crisis.
Chavierin, dice, que este querido país, merece la pena y que hay que pensar las cosas antes de hablar, máxime ahora que estamos en momentos complicados.

Ya saldremos, tenemos madera. Chavierín

1 comentario:

  1. Que los representantes de los partidos políticos no están a la altura de los acontecimientos es una decepcionante realidad. La gente de a pie, como tú dices, está demostrando más capacidad de acuerdo y consenso que los que mandan allá arriba. Ahora con la situación económica patas arriba sería un buen momento para olvidarse de vanas rencillas y constituir un gobierno de concentración o emergencia para poner al país a salvo de los tiburones bursátiles que parecen dominar el mundo. En fin, Javier, que te doy la razón en tus reflexiones y espero que la cordura se vaya imponiendo poco a poco. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar