sábado, 6 de noviembre de 2010

EL POLITICO PURO


Todos sabemos que los fundamentos de la convivencia se basan en la palabra..., en ponerse de acuerdo..., en buscar la solución más idónea para salir todos beneficiados, es la base para el buen ambiente familiar, para el buen ambiente en los círculos sociales, pero sobre todo es la base para que en una sociedad tan grande, como puede ser un país, todo funcione.


En la mayoría de los países abundan los que hablan, los que debaten, los diputados, los senadores, "los políticos ", los que a veces nos mandan imágenes de desorden, de platea gallinera, de agresividad, esos que, en un país democrático, queramos o no, son fundamentales para la normalización del mismo.

La tranquilidad de un país se mide por la convivencia, por el orden social, por la seriedad de sus políticos, por saber administrar bien los recursos y por proyectar una buena imagen de cara al exterior, ese es el sino del estado organizado.

Si no existieran los políticos ¿ quién nos organizaría?.

Son los que hacen las leyes, debaten, y son los que siempre tienen que estar despejados para llevar adelante el país junto a todos los agentes sociales, empresa y trabajadores.

Siempre ha sido difícil, en cualquier pais, el hacer que la gente comprenda el papel del político, muchos no lo entienden como fundamental, lo ven como algo aleatorio y esto puede ser por ignorancia o por la imagen que algunos proyectan. En cualquier llamada a votaciones siempre hay un porcentaje alto de ciudadanos que no participan, cosa que nos tiene que hacer pensar..., o porque  no se venden bien los motivos o porque la conducta y la buena vida del político cercano no le cuadra a la gente.

Mi pariente, Jesús, dice que el trabajo de un político tiene  que ser por vocación y no por profesión, que es como muchos se lo están tomando ahora.

No nos damos cuenta pero los malos ejemplos de conducta retrotraen y crean dudas de la bondad de la democracia.

Haría falta savia nueva para aprovechar la inteligencia de los jóvenes de hoy.
Chavierin...

2 comentarios:

  1. Hola Chavierin, enhorabuena por estos comentarios, alguien de nuestro pueblo, porque yo tambien soy de Uncastillo y de la plaza del Mercado,me ha dado esta direccion del blog, me ha asegurado que me iba a gustar y estaba en lo cierto, creo que soy mayor que tu y te podria contar historias del pueblo, aunque no se si merece la pena, hasta los catorce años tuve la suerte de ir a la escuela y desde los diez pasaba los veranos
    en el campo( en Falangra, Picanido, en San Jaime,en Gabardilla, cuando me sacaron del pueblo y llegue a Ejea de los Caballeros creia estar soñando. Yo tambien conocia a tu padre, Tomas,buena persona donde los haya, que descanse en paz.Saludos Chavierin.

    ResponderEliminar
  2. Cuesta mucho creer en la actualidad a la mayoría de los políticos. Y no es que los quiera meter a todos en el mismo saco, pero la verdad es que a base de tener que tomar decisiones y de optar por una u otra posibilidad, es muy difícil ser siempre justo y ecuánime. Sin embargo alguien nos tiene que gobernar y debe hacerlo de la forma más honrada y profesional posible.
    Es curioso que no haya ciclos formativos o carreras universitarias que conduzcan a la profesión de político. Eso nos indicaría que son más las habilidades personales y las capacidades de relación interpersonal las que median en esta compleja "profesión".
    De nuevo te felicito por tu ponderado artículo y te animo a que sigas contando tus vivencias y enfoques.
    Un abrazo de: José Luis

    ResponderEliminar