lunes, 6 de septiembre de 2010

CRONICA DEL MAR


!!! Ya estoy aquí ¡¡¡.
 Vuelvo con nuevas sensaciones, distintas a las que tengo en mi paraje de las riberas del Ebro, en Zaragoza, la ciudad de las mil y una torres, con casco antiguo de sabor rancio, de ropa tendida, y conversación directa. Uno el regusto que me ha dejado la visita que he efectuado con mi mujer, a la costa de Salou,...al mar, a ese mar hipertérrito repleto de tonos azules prusia, violetas, que lanza esos cientos de imágenes, siempre venerado y observado y que nos regala brisas y  momentos para inmortalizarlos en el cine de nuestras cámaras.


Puedo decir, que después de varios años de no acudir a la localidad, me he quedado sorprendido de su evolución urbanita, ha ganado mucho en extensión, en planificación urbana, con parques de palmeras modernos, que le da aires de actualidad, y un mimo exquisito a la hora de crear los corredores rocosos, lugares de peregrinación y aprobación por el turista.
Continúan igual  los servicios puntuales y la exquisita tranquilidad con los chiringuitos, las tiendas de playa, regentadas por personal oriental con sus hablas muntilingues y  las visitas de rigor para tostarse al sol. Llama la atención la normalidad de la ciudadanía internacional, la educación de los matrimonios mayores europeos, repetitivos, encantadores y sobre todo no cambian las ganas que tiene la gente de manejar los idiomas, quien más quien menos los chapurrea intenta integrarse en el círculo, se ve cierta evolución.

 Mi apreciación es esperanzadora,  de  convivencia y de ciudadanía del mundo, nadie sobramos en esta aventura europea de convivencia, lo que sepamos ofrecer a los ciudadanos de otros países lo recibiremos en el suyo, es el nuevo campo de trabajo para las futuras generaciones.
Es la opinión de Chavierín....

1 comentario:

  1. Una preciosa crónica con agudos y penetrantes comentarios. Se ve que las vacaciones te han sentado de maravilla ya que destilas visión positiva por todos tus poros. Me alegro de que retomes de nuevo el blog y que sigamos en contacto. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar