jueves, 21 de marzo de 2013

LOS JUBILADOS DE PLATA,.... by Chavierín

"  Como esos candelabros que adornan la repisa de la chimenea...., como esa bujía antigua...., de iluminación, expuesta..., guardada..., para recordar lo que fue la luz en otros tiempos...., su tranquilidad, o cómo esas viejas plumas, escritoras, comprometidas sobre su bandeja de plata, de inscripción commemorativa de  años de servicio,  adornan el hall del domo español, así pasan los tiempos eternales del dulce jubileo, de  los que en edad temprana, consiguieron la manutención desde las arcas del estado ".
Tiempo perenne y alargado el conseguido,  porque  supieron trabajar lo justo y en el lugar adecuado. 
Vasallos tienen, hoy día,  que  alimentan y  mantienen sus honorarios  desde la hucha común, pero,  como corren malos tiempos de liquidez, se ha llegado a la conclusión de que los que están en activo  tendrán que  alargar sus años de trabajo para salvar el entuerto, y así,  los bienaventurados podrán seguir teniendo el parné asegurado. 

Estrellas o estrellados, príncipes o vasallos, el señor y el señorito....,

Estas diferenciaciones no tendrían que caber en este entierro, pero en estos tiempos  que estamos viviendo y en el que abunda el sálvese quién pueda, las situaciones de desagravio e indefensión están observadas con lupa y está aflorando en la mesa, la idea,  de que muchos colectivos estuvieron especialmente mimados. 

En su tiempo, me imagino yo, que se hizo todo con buena intención en estudios y costos, pero ahora,con la crisis,  el prisma de visión ha cambiado.Tenemos los grandes planes industriales en los que se determinó que los puestos de trabajo sobrantes tenían que ser remunerados de por vida; en el mundo de la minería se instaló el mismo sistema por el abandono de las minas desde edades tempranas...,. El estado tenía que ser garante del jubilado por enfermedad..., del buen enfermo, pero la verdad esconde en el conocimiento de cada uno, a personas que se les dio mucha prebenda para tan poca enfermedad. 

Las fuerzas del orden retornan a sus lares bastante jóvenes con muchas ganas de hacer el camino de Santiago y recorrer el mundo, mientras que  a otros les obligan a permanecer en el puesto de trabajo unos años más.

El estado tiene que ser garante de ayuda al necesitado, a las ayudas sociales, de estar encima y proteger al ciudadano...., quitando los abusos, pero en estos tiempos la persona que se va al paro, sea joven o mayor,  también querría que el papá estado se ocupara de su manutención, cosa que está ocurriendo en casos de cierre de negocios públicos por poca rentabilidad.
La caja común les da dinero desde edades tempranas, resultando un gasto y unos costos desproporcionados de manutención por el trabajo realizado. Privilegios que están escritos pero, que hablando de calidad de vida y de nuevos esfuerzos para los que vienen,  resulta tema de argumentación urgente.
El estado  nos embarca en esfuerzos de edad, en más años de sacrificios, porque falta dinero. Lo bueno y democrático sería que los que han vivido bien y sobretodo los que han vivido muy bien colaboren con pecunio para solucionar en parte la liquidez.

 Todo ha cambiado, nada  es lo que era, la visión de las cosas, los momentos, la calidad de vida, se está empezando a medir por el trozo que uno coge del pastel de la Seguridad Social. La precariedad de estos tiempos está revolucionando la palabra equidad.

 Y con el debido respeto se despide....

Chavierín 

1 comentario:

  1. Los agravios cada vez se multiplican más. Lo que en su momento fue de justicia, es decir, la jubilación anticipada de trabajadores de empresas en crisis, ahora se ha convertido en una suerte de injusto privilegio de disfrute del tiempo libre y, además mantenimiento de unas estupendas pensiones frente a los trabajadores en activo a los que les alargan la vida laboral y les reducen los sueldos.
    Esta disarmonía, estos injustos desequilibrios no hacen sino incrementar nuestro desapego por los dirigentes ciegos a las injusticias ajenas y sin ningún ánimo de equilibrar la balanza. En fin, a estas alturas sólo nos queda ver cómo se van resolviendo estos y otros embrollos. La situación es compleja. Resulta difícil adivinar cómo va a evolucionar todo.
    Muy bien por tu artículo y tus acertadas reflexiones. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar