miércoles, 26 de agosto de 2015

LA MATRIARCA INTELECTUAL

     " No cejaré en mi empeño de cruzar con mis abarquillas la hacienda del saber,....obviaré al ruin que me impida valorar la conducta,.... y contra la imposición, me quedaré siempre con la libertad. "

     El joven tracio con su saco de arpillera espetó convencido de sus derechos, su mente juiciosa tenía el convencimiento de que la tierra es patrimonio de todos. En su atillo, llevaba el libro de la natura, frágil y sensible, como el tesoro más preciado.
     Quería conocer mundos,... tierras lejanas, explorar lugares para emocionarse y visitar lares de charata y bienvenida,... en son de paz, conocer formas de vida, y de paso, aprovechar para enseñar oratoria y fundamentos de la razón, conducta nueva e inquietudes que aprendió en las escuelas de Atenas.....le mandaron desinteresadamente a compartir su sapiencia por el mundo.

     Muchas veces me pregunto qué tendría aquel lugar de la Grecia antigua para que sus habitantes tuvieran tanta inquietud intelectual. Diez siglos antes de Cristo ya iban con los catapacios repletos de notas de opinión. La literatura, el arte, el teatro, la disección del pensamiento les fascinaba y les llevaba por los foros del pueblo para exponer sus puntos de vista, convirtiendo su existencia, en un no parar de inquietudes, actividades, y reflexiones sobre el mundo y la lógica.

    Y así, entre olivos y túnicas blancas, nació ese pueblo especial, inquieto y sabio, que se convirtió en imprescindible para organizar las ideas y el habla de las enclenques tribus de occidente,....fueron los primeros en aportar sabiduría.

    Egregio país de la Europa de los mundos, cuna respetabilísima del patrimonio común europeo,.... la matriarca intelectual que cuando salió de compras, treinta siglos después, se gastó más dinero de la cuenta en víveres y mandolinas y no la perdonan. Los occidentales ahora le reprochan, " con razonamiento ", que  tienen que gestionar mejor la administración y el libre mercado, porque  si no, pueden ser expulsados de la comunidad,....los modernos vientos de libertad.

    No hay contrapeso,... no hay reconocimiento, sus ancestros fueron unos virtuosos y los descendientes unos descamisados que sólo piensan en bailar,.... malgastaron la hacienda y tienen que ser reprendidos.....las casas de las monedas dan su opinión.

    Y con las virutas de interpretación que me dieron los griegos expongo.....

    La sabia y el nivel de miras de la comunidad europea tiene que ser especial y mimar el tronio de un pueblo como contraprestación a la labor realizada por sus antecesores, que aún, en el 2015, esperan que les devuelvan los apuntes de su genialidad que le prestaron hace veinte siglos,.... su pensamiento sigue vigente,....démosle el valor que se merece.

    Los dracmas pesan, el ingenio, desgraciadamente queda como anécdota. pero creo bien, que  es imprescindible arropar los méritos  que tuvo un pueblo en antaño como parte fundamental de la historia universal.

    Se merece muchas oportunidades.


     Chavierín

1 comentario:

  1. Maravillosa crónica con un muy acertado enfoque sobre la situación actual griega. Ellos que tanto aportaron a la civilización occidental, son ahora diseccionados con la lupa del más acendrado liberalismo económico.

    Hace falta más sensibilidad, más modestia y menos prepotencia. Las llamadas potencias europeas deberían recordar que, no hace mucho, estaban a años luz de la capacidad creativa, de razonamiento y de discurso lógico de nuestros amigos los griegos.

    Muy buen artículo, Javier. Comparto tus enfoques, Un abrazo, JL

    ResponderEliminar