lunes, 21 de septiembre de 2015

THE READER

     Sin duda alguna, el asueto, nos lo ofrece el sillón de mimbre, la placidez, el encorbado dulce del torso, como reverenciando al libro que sostiene las manos de siempre,.... pose melancólica que quiere pintar el autor a la sombra de un tilo.

     Y dejando con cuidado el libro oficial de mesilla y nocturnidad, " el Sol bajo la seda " ,... ameno, a fecha de hoy, tengo por costumbre escarbar y picotear en las grancillas literarias  para encontrar temas e historias que reconforten el ánimo, escritos de personas con capacidad de deducción que nos explican cómo es la conducta humana.

     Den me lectura de vida y " milagros " de aptitudes ejemplares de servicio, actores en muchos planos de la sociedad, políticos sensatos, periodistas independientes, personas de vida altruista, y ejemplos del mundo de la medicina, de la educación, del deporte, de empresarios serios, de trabajadores cumplidores,....  y sobre todo, den me relatos de los que tienen dedicación exclusiva en el mundo de la necesidad y el abandono.

     Hoy, disfruto con los artículos razonados de los movimientos modernos del méster de juglaría, los de las plazas, que buscan las esencias de la dignidad humana con argumentos y criterio, y con los puntos de vista que lanzan la gente sencilla de la sociedad,.... esta es la nueva prosa moderna de realidad que se vende en los kioscos y que busca la verdad.

     Los postres los marcan los escritos de natura e investigación, de parques y fauna, de música y pintura, de etnología,...del sol,... la luna,...las estrellas,... brisas literarias que hacen latir, muchas veces, el sillón de mimbre.
     Pero lo que nunca hace este autor es perder el tiempo en la lectura de vida y milagros de personas de pensamiento conservador y negativo, sus periplos no le interesan lo más mínimo, porque tiene claro que las ideas de imposición y de ruptura sobran en una sociedad que sólo quiere vivir en paz,... sus comentarios se las traen al pairo.
     Entiendo que la lectura es amena si la acompaña la placidez, el regusto por descubrir las buenas conductas que es, en cierta manera, lo que todos anhelamos.

     Y con los catapacios llenos de lecturas también le queda sitio para leer los blogs directos de comunicación y opinión salidos de la nueva escuela de los que quieren contar cosas,... buen descubrimiento.


     Esto lee....

     Chavierín

     

     

1 comentario:

  1. Excelente elogio de la lectura, amigo Javier. Y también palabras muy sensatas y ponderadas sobre la necesidad de leer autores que aporten algo significativo, alguna visión matizada de las mil y una aristas de la vida.
    Por lo que a ti respecta, no tendrán problema en identificarte con la trama y el argumento de muchos relatos y libros de enjundia. Siempre te ha caracterizado el afán por conocer y sé que ahora lo practicas con entusiasmo.
    Un abrazo. José Luis

    ResponderEliminar