domingo, 20 de mayo de 2012

EL VALOR DE LA EDUCACION

Desde que el pequeño rapazuelo empieza a abrir los ojos comienza la gran aventura de su vida; su cerebro asimilará, con expectación, lo que ocurre a su alrededor,... los movimientos,... los colores, la luz,... las nanas,....
     El encuentro con los animales, las plantas, los insectos, el cielo, el sol, el día, la noche, la mano que te cuida,...significará su escuela de niñez,... en casa, de atención y mimos permanentes, de soldadito andador y,.... ¡¡ presto ya !!, para hacer el ingreso en el colegio de turno y ser un pequeño ciudadano.

    ¡¡¡  Somos muitos en este corral, diceba l´aragonés, algo habrá que facer para convivir  !!!.

     Y ciertamente, las normas mandan para saber estar y convivir, el respeto mezclado con el conocimiento de las cosas forma parte de la educación de las personas, esencial para que la sociedad cuente con jóvenes sensatos y con criterio y con capacidad de cambiar mucho las cosas.
   
     Las escuelas, institutos y universidad, son los laboratorios, poleas de formación y remodelación de la mente, lugares donde empieza la maravillosa historia del conocimiento,..el manejo del lápiz,...las letras,...las amistades,...los números,...las ciencias,...los lenguajes,...los talleres de formación para ganarse la vida, en definitiva, los billetes de persona con inquietudes.

     Con buena intención, todo se pretende hacer conforme a la excelencia,  formando a alumnos diez, esperando buenos resultados,... pero nos conformamos con que los alumnos que tengan aptitudes constructivas. Si en cualquier lugar de trabajo los actores tienen aptitudes serias, profesionales, y con empeño, todo funcionará mejor.
     Pongamos, por ejemplo, a empresarios justos y empleados colaboradores y dejemos de lado las  aptitudes mediocres. Pongamos que hemos conseguido la actitud ciudadana, de respeto,... de convivencia,... de empatía,... de saber estar,... de opinar,...para esto es importante la educación, para saber donde nos movemos, para valorar la vida, a las gentes y ser un buen ciudadano

     Esta es la esencia de un país,...la educación abre caminos, futuro, riqueza, esperanzas,.... y no se puede dejar de lado porque corremos el peligro de romper la convivencia. Quedan esperanzas, si los padres y profesores entienden este cometido y hacen lo imposible para que sus hijos creen país. Si tenemos profesores y padres que se implican en educar con principios de libertad individual y en la felicidad crearemos una sociedad moderna.

    En los países en desarrollo, lo primero que se hace, es construir escuelas como forma de empezar a volar.

    Es muy peligroso poner inconvenientes a la educación, a la especialización, y es bueno que todo el mundo tenga acceso a la mejor formación.

   Con el catón entre las manos.

   Chavierín.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo al 100% en todo lo que planteas en tu artículo ¡como no podía ser de otra manera!
    Llevo casi toda mi vida laboral en el ámbito de la educación y considero, como tú, que es el pilar de las sociedades avanzadas, cultas y democráticas.
    Los que ahora están estrangulando el sistema educativo no se quieren enterar que los recortes en este campo no arreglan la situación sino que la empeoran.
    Harían mejor en poner su punto de mira en los arruinacajas y quiebrabancos que se van de rositas y con sus millonarias pensiones de jubilación.
    Por ese y muchos otros motivos más, mañana, día 22 iré a la huelga general de educación. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar