martes, 28 de diciembre de 2010

NO PERDAMOS EL NORTE


¿ Qué deseos le pediría cualquier ciudadano, de a pie, de esos de ir por casa, al año que va a comenzar ?, pues le pediría que el año nuevo les depare salud, no tener problemas con el trabajo, que la crisis se acabe pronto, que haya paz en el mundo, prosperidad, buen rollo entre los paises, que la felicidad se instale en las personas, que la suerte le acompañe,....un montón de buenas intenciones que se sueltan esquivando un poco la autopía a la espera del viento a favor.

Llevamos unos años, por causa de la crisis, inmersos en rarezas contínuas, preocupaciones por el aumento del paro, preocupaciones por el futuro de los jóvenes, por el consumo, por el precio de las cosas, por las desigualdades, por los abusos, por una justicia lenta, por los vaivenes de la economía global, por una bolsa que se infla y se vuelve a desinflar y por los los interpretadores de la economía, que interpretan, pero a años vista, además de unos políticos que les cuesta asumir su rol de representantes de los ciudadanos y que de hecho se han comprometido a solucionar los problemas del pais.......
Dentro de esta marasma que nos invade yo daría por bueno el sentido común de los empresarios, que no aprovechen estos años de incertidumbre para presionar a los empleados y crear miedos innecesarios; que los sindicatos y empleados espabilen y hagan piña con el empresario para sacar adelante la empresa, que los empleados públicos hagan bien su trabajo para no dar que hablar y que nos convezcamos de que merece la pena trabajar bien para sacar adelante el pais ; estas son las premisas del fundamento, si esto se pone en marcha los otros flecos que quedan sin planchar los almidonaremos bien.
No perdamos el norte, la educación y el respeto van al cielo, cada uno en su lugar y con su esfuerzo y...... a dormir plácidamente.

Estos son los deseos de Chavierín para el 2011.

Y AHORA....DESPUES DE ESTO, UVAS Y CHAMPAN .....EN EL CASINO,....la vida sigue......

1 comentario:

  1. Y yo añadiría que tampoco perdamos el norte concediéndole la importancia que tiene a las relaciones interpersonales, lo importante que es la cercanía a las personas queridas, la trascendencia de la solidaridad...

    Como tú dices, personas cabales y con fundamento que, sin aspavientos son capaces de aportar una buena ración de sensatez a su vivir de cada día.

    Estas fecha son estupendas para repensar hábitos cuestionables como el afán de consumo, el aparentar, el "triunfar" a costa de cualquier cosa...

    Y siempre recordar que la felicidad no se consigue obteniendo muchas cosas. LA FELICIDAD ES UN ESTADO INTERIOR. Un abrazo y feliz navidad. José Luis

    ResponderEliminar