lunes, 23 de mayo de 2011

¡¡¡ BAILAD, BAILAD !!!


No cabe duda de que el sistema democrático es el que da razones, por medio del voto, para cambiar las alternancias de gobierno de un pais ; unas veces votaremos progresismo, otras conservadurismo, otras no iremos a votar y otras veces lo cuestionaremos empleando votos en blanco o nulos. Esta sería la predisposición de la persona con capacidad de votar. La predisposición en España, para el voto,en las elecciones del 22 de mayo ha sido justo la mitad, más o menos,poco bagaje, a mi entender, si se cree en la bondad de la democracia; podremos notar cierto cansancio, o cierto desencanto, o problemas de la edad juvenil y el pasotismo o no tener claro la idea de que en un pais nadie es más que nadie, que no tenemos un dueño fijo y que todos somos parte de todo si el político que nos quiere organizar es ecuánime y cumple con sus promesas.

Ayer vimos la victoria sobrada del partido conservador español en ayuntamientos y comunidades, los medios de comunicación empleaban sus encuestas antes del resultado final, porque forma parte de la parafernalia que rodea este evento. Los medios marcadamente afines se recreaban en exceso en la victoria aportando políticos con sus particulares reflexiones y exigiendo un cambio de gobierno, ¡ya!; era su fiesta azul de banderas, de ..... ¿ esfuerzo ? ¿ de colaboración con el pais en momentos de crisis ?, o como decía aquel, ¡¡¡ llevan los tres años que llevamos de crisis en el bar !!!, sin hacer nada y encima se les premia como los salvadores, los que nos sacarán del problema.Así ha opinado la gente y es de respeto, pero pienso que la búsqueda incontrolada del poder requiere argumentos y servicio al pais y no promesas infundadas, como para confundir.
La palabra " PODER ", suena mal, da escalofríos, es como querer controlar el mundo financiero de un pais con los medios afines, económicos, prensa, radio.....y no se trata de eso, sólo se trata de crear bienestar en un pais y atender las demandas de los ciudadanos para elevar su calidad de vida.
Estos días la gente ha salido a la calle, para reflexionar y para denunciar el abandono que sufre el ciudadano por parte de la clase política; se ha dado mucha importancia al movimiento por parte de los medios de comunicación, los ha alabado, creen que nos marcará un antes y un después debido al mundo de las nuevas comunicaciones, pero en los fastos de plató no se tuvo en cuenta a este movimiento con algún comentario, y esto preocupa. Henchidos de poder no se da importancia a lo que la gente pide, dando la sensación, de que la fiesta no va con ellos y que las reflexiones del 15 M no tienen ningún valor.

Engañados van si creen que van a seguir haciendo negocios empleando las instituciones públicas al amparo de una falsa democracia.
Los abservadores y pensadores de la calle están poniendo las cosas en su sitio porque creen que con la razón se llega a todas partes.

Chavierín.

3 comentarios:

  1. Vamos a ver cómo evoluciona la movida de los indignados. Espero que estén alerta porque los resultados de las elecciones los han eclipsado informativamente. Desde mi punto de vista, para evitar que el movimiento se enfríe deberían plantearse constituirse en partido político y presentarse a las elecciones (al estilo de Bildu). Esta más que claro que sólo dentro del sistema tendrán la posibilidad de cambiarlo y así poder actuar ejecutivamente. Un saludote, chaval. JL

    24 de mayo de 2011 22:05

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el articulo y estoy totalmente de acuerdo contigo...Animate!! y escribe en la revista Utopia, que por algo te lo habran dicho!!!
    Un abrazo de tu sobri Fer.

    ResponderEliminar
  3. He buscado tu reflexión despues de las elecciones; es muy triste que España se llene de un color que lo único que ha hecho ha sido atacar, atacar y atacar, sin aportar ninguna solución. Si querian el poder era muy sencillo: "una moción de censura".Para hacerlo necesitaban presentar un plan de gobierno, y ese plan es tan antisocial que no se atreven a mostrarlo. El actúal Gobierno ha tomado medidas propias de la derecha, les ha regalado el trabajo de tomarlas, y les ha servido en bandeja el triunfo. Oyendo comentarios de la gente de "a pié" y viendo los resultados no podía dejar de recordar el grito con que los españoles recibían a un rey absolutista, Fernando VII: " Arriba las cadenas".
    Que pena, o como dicen por aquí, qué lástima.
    Desde Leganés, un abrazo.

    ResponderEliminar