domingo, 23 de octubre de 2011

BAILANDO CON LOBOS,.... by Chavierín

Es obvio que ciertas aptitudes e intereses personales no dejan que funcionen correctamente la administración y las empresas españolas.
El control sistemático de la iniciativa propia, el poner trabas y cortapisas al empleado ilusionado, pisoteando el esfuerzo, el querer ser dirigente político a pesar de los desmanes, el seguir gestionando un banco después de vaciar sus arcas,... cuando me creo el sindicalista oficial y caballero y me acomodo al servicio con nómina segura y no sé interpretar el momento actual,....tendremos que pensar que todos estos vicios no permiten, desgraciadamente, que el país avance de una forma seria.

Personas identificadas con su trabajo disfrutan en su empresa pero los inmediatos superiores, desgraciadamente, les quitan las iniciativas porque ven descubierta su incapacidad ya que para ellos prima más su cargo que las ideas que puedan reportar beneficio a la empresa.

Este problema se encalla, tipo mafia, y por eso en las empresas y la administración tendría que haber habido un diálogo directo entre la gerencia y el empleado básico para enterarse de los problemas.

Para estos políticos repetitivos con pocas jarcias con más de treinta o cuarenta años en el candelero que se ríen de sus bases asegurándose el sustento y no dejando paso a los jóvenes militantes, no estaría demás el crear academias de formación política dentro de los propios partidos, pero claro, para el acomodado, el que le hagan sombra, no interesa.

El otro día, en el periódico Expansión, Manuel Pizarro, hombre reflexivo en el mundo financiero, comentaba que cómo es posible que después de las anexiones de las cajas o bancos les demos a los malos gestores , otra vez , su administración con dinero público. Lo lógico sería crear un banco nuevo con nuevos directivos y con criterios empresariales para no caer otra vez en el error.

Yo creo que en la nueva gestión resultante se quedarán en la poltrona los avispadillos y sobrarán los sensatos no solucionando así el problema.

Todos sabemos que el sindicalismo tiene que existir, es fundamental, pero es necesario que se renueven, que dejen paso a personas con ideas nuevas. Da la sensación de que las ideas y los actores son los mismos. Es muy importante, con los tiempos que corren, evolucionar y no sentirse continuamente agredido por el empresario. Pienso que haría falta, urgentemente, un congreso de renovación para entender el momento actual, pero claro, es un sobre esfuerzo especial porque se tienen que ir a....cazar.

Asi nos encontramos los ciudadanos en el mundo de la producción, ¡¡¡ acosados !!!, y en cierta manera indignados por la actitud de estos "LUPUS " depredadores, que impiden que todo se haga dentro de la racionalidad y la coherencia, que exige, la búsqueda de la excelencia.

Chavierín, lleva años de observancia.

Chavierín.

1 comentario:

  1. La renovación sólo vendrá con la participación y la implicación de los empleados en las decisiones estratégicas de las empresas. Algunas lo hacen o lo van ensayando y..., les va muy bien. Las que se aferran al viejo modelo tendrán que evolucionar o, si no, simplemente desaparecerán. No sé como no la han entendido: su fortaleza depende de los trabajadores y de los clientes.
    Respecto a los sindicatos, coincido contigo que deben renovarse cuanto antes y cambiar también las viejas estructuras. No son organizaciones democráticas. Mandan los de siempre durante demasiado tiempo. Y... así les va. Al igual que con los bancos, los ciudadanos también empezamos a sentir desafección hacia los sindicatos.
    Finalmente, respecto a los partidos políticos, decir que sería muy saludable un cambio radical de panorama y que en estas elecciones obtuvieran mayoría los "pequeños" tipo Equo y demás. Por lo menos, veríamos otras caras y, probablemente otros estilos más cercanos de gestión de la cosa pública.
    Un abrazo. JL

    ResponderEliminar