viernes, 11 de julio de 2014

EL CAMBIO Y LA CELEBRACIÓN,....by Chavierín

Y de nuevo vuelvo con mi lamparilla de los enfalsados para iluminarme y posar sobre este papel, un ideario de los tiempos, con los puntos de vista comentados en mi blog en estos años de sueños y vara de medir peculiar para cambiar un poco las cosas,....por si sirven de algo. 
Es un trabajo de fin de curso, de deseos,  ahora en que la cordura y la exigencia empieza a poner nerviosos a los dirigentes de esta lánguida Hispania. 
Expongo pose, diálogo, criterio y ,desgraciadamente, algo de utopía.

" Y en la aldea, bajo esos tilos de aprecio, los lugareños escuchaban con atención,..."

Y si los políticos quieren conseguir que los ciudadanos vuelvan a confiar en ellos tendrán que apostar fuerte y con determinación y comenzar a separar con urgencia a toda persona de cargo público, políticos y administración, que estén inmersos en procesos judiciales,.. tabla rasa, sin raza ni distinción, 
Los aforados sólo están en el universo, y en la tierra, las culpas con sus dueños, y alarmante, si tienen cargo público, es el juego de la decencia el que tienen que practicar, todos tenemos que tener el mismo rasero judicial.
Tener bien claro que lo primero es gobernar para el ciudadano, construyendo una nueva reforma laboral con obligaciones y derechos y con fundamentos de futuro entre empresarios y empleados-
Prioritario la lucha contra el paro,...urgente, con dinero,... con mucho dinero, que saldrá de los gastos superfluos de tantos parlamentos, concejales, diputaciones y demás. Frente a la suntuosidad de tantos centros oficiales, está el futuro para que la gente pueda organizar su vida.
Ante el trajín irreverente que llevan las grandes empresas de distribución y los bancos poniendo los precios a su libre albedrío, el político que se tercie, tendrá que tomar medidas contundentes de castigo y ejemplaridad porque España tendrá que ser un país para nunca más tomárselo a chufla, el tiempo de reírse de la gente ha pasado.

Los criterios empolvados durante años en el mundo de los contratos públicos, cargos de confianza, entresijos de la Seguridad Social, gastos farmaciaúticos, empresas públicas, etc.etc. tendrán un tratamiento especial, con mucha luz para que cualquier ciudadano pueda tener acceso a estos datos para poder opinar y denunciar.
Los jueces de importación,....como los de Arkansas, serios y ariscos, sin amigos y sin recepciones, pero justos ...., muy justos.
Los sindicatos tendrán que cambiar el chip y volverse más beligerantes porque en cierta manera, si ellos en su día hubieran tomado una actuación más beligerante cuando se creó la reforma laboral, no se hubiera llegado a esta situación,...habrá que dejar los despachos de la sede y ser síndicos con el pico en la mano,...como antaño, sin vicios. y sintiendo la rudeza del trabajo.
La formación y la educación tendrán fundamento con personas preparadas, sin manipulaciones, y con ilusión de enseñar,... de trabajar, y colaborar en el futuro del país.

Hay más alforjas llenas de medidas que tomar, sobre libertad religiosa,... sobre el excesivo gasto militar,... sobre los abusos de cobro de pensiones de la seguridad social a edades intempestivas,... y otras ideas que se pondrán en la mesa con las aportaciones que traerá el ciudadano decente.

En esta boda tenemos muchos pollos que pelar, para ofrecerlos al nuevo país serio que se pretende crear,...yo seguiré opinando y rellenando cuartillas,...faltaría más.

Tengo fe en que van a cambiar las cosas.

Chavierín   


1 comentario:

  1. Sí, amigo Javier. Las cosas cambiarán y el país mejorará. Y no habrá sido baldío el esfuerzo de sensibilización y difusión que, desde todos los frentes, van llevando valientemente a cabo muchos ciudadanos y tú entre ellos.
    Así es que estas reflexiones tan sensatas y estas consideraciones tan bien ponderadas no caerán en saco roto. Seguro que tienen más incidencia de la que pensamos.
    Lo importante es no desfallecer, continuar escribiendo, seguir aportando visiones y enfoques sensatos y coherentes. Sólo por el contraste con el espectáculo que tenemos que soportar todos los días ya merece la pena.
    Un abrazo. José Luis

    ResponderEliminar