domingo, 15 de febrero de 2015

UNA CANCION TRISTE

" La guitarra triste sonaba entre las tres y las mil, sombrero cacho que oculta la expresión del cansancio, moscas y sudor cubren la frente del calor y el abandono, mientras el grajo solitario grazna y recoge los silencios del desierto. Allí no queda nada, sólo el hastío y el futuro abrasador de engaños descarados, incertidumbres y fiascos que sembraron al abrigo de las chumberas los gobernantes del fortín "

......una canción triste..... para el olvido

A los jóvenes, de hoy, sólo les queda la desesperanza,.... sin esperanza,...  sin vientos a favor. Viven  entre cantos de sirenas maldicientes que buscan confundirles con que el maná de la riqueza se encuentra aquí y que el futuro está en la puerta. Cansados, buscan pensadores que confirmen esa aseveración y descubren que todo es falso, que ese remanso de futuro prometido es una entelequia, un juego peligroso que agota las mentes más positivas y les convierte en juguetes de quita y pon de los puestos de trabajo, porque ven que, en los polígonos, ocurre lo contrario.
No ven futuro, ni seriedad,...ni comprensión por parte del  empresario y la sociedad,... ni del político hablador, ni del sindicalista " luchador ", porque observan que van a su aire y no tienen interés ni criterio para crear un sistema productivo que genere contratos para darles estabilidad, pero les recuerdan, que todos estamos en el mismo barco y que todos tenemos derecho a disfrutar de lo que genere el sistema productivo.
Sr, empresario, usted hará  negocio en este país, pero también tendrá que ser consciente de que es bueno pensar que actuar de buena fe con la renovación de los contratos solucionaría muchos problemas de trabajo y de índole personal.

Y el cansancio les cae con aplomo porque después de siete años de crisis ven que  aquí, en España, sólo levanta cabeza el mundo financiero y especulador y que ellos, junto con las personas en paro, son meras comparsas del mundo productivo, sin ningún valor, y carne de cañón para caer en el hastío y en la desesperanza,.... ven que les pasa  el tren de la vida sin apenas oportunidades.
Contratos cortos,... de días,...de semana,... de un mes, y cuando cumplen el año, no los renuevan más por ayudas raras que tienen de la administración y contratan a otro empleado  para hacer el mismo trabajo,... y vuelta a empezar. 
¿ Qué queda en la mente de estos jóvenes ?, un fuerte decaimiento anímico y un desapego con su país y con sus dirigentes,... están asqueados,... un año,... otro,.. otro,... no ven la luz.

El descalabro que ha traído esta reforma laboral ha afectado de tal manera al tejido productivo español que se ha llevado por delante las ilusiones de esta generación y la buena fe del empresario. Excesivo daño que no supieron parar a tiempo la oposición y los sindicatos y lo vamos a lamentar.

Esta es la canción triste, la que tararea el duro liberalismo, " no todos tenemos derecho a vivir con dignidad,... o muchos serán los llamados y pocos los elegidos ",... sonidos de una sociedad decadente. Se nos llena la boca con la palabra democracia sin darnos cuenta que no somos ejemplo de nada.

Queridos jóvenes,... tenéis que demostrar el enfado con criterio en los foros de la política, porque estos cantos de sirena de la recuperación solo intentan ocultar la verdadera realidad del país,... el sufrimiento de las masas no les seduce, se las trae al pairo, son así.

Os tenéis que imponer si queréis encauzar vuestro futuro.

Chavierín,

1 comentario:

  1. Buen resumen, Javier, de la situación actual. Una fotografía muy bien tomada del desarraigo de los jóvenes y del desencanto de la gran mayoría con sus actuales dirigentes.
    Seamos claros: no se toman medidas de estímulo del empleo entre los jóvenes. Lo que se hace (si es que se hace algo) es totalmente insuficiente.
    Aaí que no es de extrañar que en las próximas elecciones asistamos a un vuelco electoral que, de nuevo, sirva para ilusionar a la juventud.
    Estemos atentos a los próximos meses. Importantes cambios se avecinan. Soy optimista. Seguro que esto va a cambiar a mejor.

    ResponderEliminar