sábado, 12 de marzo de 2011

EL ARCA DE NOE


Muchas imágenes impactantes estamos contemplando estos días en la televisión, montones de noticias se cruzan entre los inalámbricos de las emisoras de radio, donde todo el mundo, quiere comunicar y contar, in situ, lo que está pasando.
Una nueva tragedia natural ha ocurrido en las cercanías de Japón, un fuerte terremoto en alta mar ha ocasionado un gran movimiento de las aguas ocasionando grandes olas que han invadido muchas zonas portuarias, las víctimas son bastantes y los momentos de angustia se repiten, pero se confía mucho en el buen hacer del pueblo japonés, en su tranquilidad, en su carácter y en su poder organizativo, pero, a pesar de todo, nadie les quita el sufrimiento de estos días, el dolor y la incertidumbre como a cualquier ser humano.

De vez en cuando la tierra nos sorprende con los llamados "desastres naturales ", los grandes terremotos de todos conocidos, los maremotos que crean las grandes tsunamis, los grandes ciclones y tornados y las grandes inundaciones, dejando todos ellos un gran rastro de destrucción y muerte .
Estos fenómenos entran dentro de la respuesta de la tierra, de su evolución, del juego de la naturaleza con sus corrientes de aire, del acondicionamiento de las tierras siempre en movimiento, en definitiva, de la misma formación  desde hace millones y millones de años, desde los principios, con esta gran aventura de vida y perfección , donde nada está hecho al azar y con los seres vivos que completan la naturaleza.

Toda nuestra aventura personal de vida se ha llevado a cabo en el planeta que nos corresponde, en la tierra, los terrícolas, los cabezas pensantes, los de la inteligencia suma, por natura, los que en cierta manera tendrían que cuidar y mimar nuestro querido planeta.

Hoy, estamos teniendo un problema muy grave por el deterioro de la capa de ozono causada por la emisión de gases contaminantes y que están causando el calentamiento de la tierra y por consiguiente la puesta en peligro de los ecosistemas existentes.
Todo ocurre por los abusos en la industria, en producir, petroleras, grandes fábricas en cinturones industriales a los que les da igual el problema causado a la atmósfera,.... aunque es bueno reconocer, que alguna resolución anticontaminante se está tomando con reuniones de estados.
Este problema, se comprende, es complicado de entender, es golosa la productividad, el dinero,,,, pero como no tomemos medidas serias los ecosistemas pueden sufrir cambios peligrosos en no muchos años.
Es muy importante la regulación de las cuotas de pesca, de la protección de las especies, tesoros únicos de la creación, el mantenimiento de los grandes bosques y selvas productores de aire limpio,y de la conveniencia, o no, del uso de la energía nuclear.

A veces tengo la sensación de que la manera que tiene la tierra de decirnos que no estamos haciendo las cosas bien es con los desastres naturales.

¡¡¡ Ya estamos todos !!!, espera que falta Franchín,....ya viene ya,,,.

Chavierín, está de corazón con el sufrimiento del pueblo japonés.

1 comentario:

  1. Afortunadamente cada vez más gente se va concienciando de que esta pequeñita bola azul que es la tierra no puede ser sometida a más ultrajes. Si no, como tú dices, la madre tierra responderá con fiereza a nuestras afrentas. Todo ello ha quedado plasmado en el desastre que se está viviendo estos días en Japón, con el agravamiento de la crisis debido a la evidencia de metedura de pata al construir centrales nucleares en zonas de riesgo sísmico. Quizás con este nuevo aviso se vaya alumbrando una conciencia ecológica más radical y más respetuosa con el medio y el entorno que nos rodea. Un abrazo, señor Franchín ¿Quién era?
    José Luis

    ResponderEliminar