domingo, 17 de abril de 2011

¡ ¡ ¡ ESTO ES HOLLYVOOD ! ! !


Todas las mañanas paso cerca del mismo edificio metálico, de color plata, postmoderno, como los edificios que se hacen ahora, con grandes ventanales, líneas rectas y un extenso recibidor con su parque automovilístico abundante que transporta los antenones listos para transmitir y contar cosas; entran y salen muchas personas y entre medio,también, se vislumbra algún que otro coche oficial con sus chóferes correspondientes; es todo movimiento, oficialidad, bien organizado, con su sala de exposiciones y con su gigantesca antena preparada para lanzar noticias y entretenimientos al espacio. Estoy hablando del edificio de la T.V. y radio Aragonesa, autonómica, con sus dos canales de t.v., y con sus dos emisoras de radio. Todo esto preparado para atender al millon trescientos mil aragoneses y que realmente lo hacen bien ; funcionan como una t.v. privada de tirada nacional con sus magazines matinales con invitados, sus películas de nivel, sus transmisiones deportivas desde el extranjero e informativos de lujo,pero....

me pregunto , ¿para qué queremos tanta t.v. aragonesa con los habitantes que somos?. Ciertamente lo hacen bien, pero no nos tenemos que comparar con las t.v. privadas, sobran los magazines y los contenidos que manejan las nacionales, retransmisiones que resultan carísimas y que no nos sirven para demostrar que aquí estamos.
Una televisión autonómica tiene que servir para ver imágenes de lo que pasa en el lugar, nos visite, conozcamos la tierra,sus gentes, los problemas, la empleemos para crear riqueza con publicidades, nos promocionemos y nos dé validez. Es un servicio público,... pero para cada lugar, de lo demás, se tienen que encargar las t.v. privadas y las generalistas.
Toda esta rimbombancia nos supone mucho dinero; no nos hace falta más que una t.v sencilla que cumpla sus cometidos de manera eficaz; para qué queremos dos canales, dos emisoras de radio, centro de innovación, e.t.c, e.tc.
El político nunca ha sido buen empresario, no es dueño de nada, no suele ser riguroso con las cuentas y cuando crea algún centro para crear riqueza pronto los convierte en juquetes rotos que no saben andar solos.
Con la t.v. aragonesa se empezó con 45 millones de euros de presupuesto, a los cinco años lo hemos duplicado.
Se nos va el dinero en cosas que no necesitamos, dinero que sería necesario para otras cosas y máxime, hoy, que tenemos que cuadrar las cuentas.

Esto no es Hollyvood y no nos hace falta un centro de producción de alto estanding, ¡ para nada !.

Acabo, que voy a ver las noticias del tiempo de la comarca del Jalón.

Con afecto Chavierín.

1 comentario:

  1. La clave de una buena gobernación es la distribución justa y equitativa del dinero público en función de las prioridades de la población. Como tú muy bien dices, en muchas ocasiones nuestros próceres pierden de vista el necesario juicio justo y equilibrado y se rigen por parámetros muchas veces inconfesables a la hora de asignar fondos a tal o cual partida. ¡Qué pena que no se haya diseñado todavía una fórmula para que los ciudadanos supervisen y puedan al menos opinar sobre las bondades -o maldades- de tal o cual iniciativa o genialidad del político de turno! En teoría ahora sería posible con el uso sensato de las redes sociales. Pero me parece que no hay un gran interés por parte de nuestros dirigentes para la utilización de esas heramientas como un medio de profundizar en la democracia. En fin, todo llegará y seguro que en un futuro no muy lejano se establecen estos mecanismos que harán palidecer -o sonrojarse- a más de uno al comprobar la opinión de la población sobre alguna de sus genialidades.
    Un abrazo. Feliz Semana Santa. Este año tampoco me apunto a sacar a Pilatos....

    ResponderEliminar