domingo, 3 de abril de 2011

LA TARJETA DE VISITA


Citas, pensamientos , reconocimientos, admiraciones, canciones, sonetos, emociones,....son algunos de los términos empleados para presentar y contar lo que es la naturaleza, la primavera..., la primera, la encargada de dar forma a lo venidero, a la nueva vida, árboles, animales y plantas  obedeciendo sin rechistar, buscando al mejor compañero, al más guapo,a la más guapa, cantando y bailando para impresionar, y las plantas esperando el momento idóneo para soltar sus brotes y rellenar la tierra de vida....de más vida...de más..., de más..., y siguiendo así las enseñanzas de la madre naturaleza para completar el mandato que llevan en el alma.

El filósofo, Jean- Jacques Rousseau, mentaba a la naturaleza como " el gran libro abierto siempre para todos los ojos " y Alphonse de Lamartine decía que " en todos sus sueños más bellos, el hombre, no ha sabido jamás inventar nada que sea más bello que la naturaleza ".

Después del largo invierno, no solo se desesperezan los animales y las plantas, el ciudadano también prepara sus atuendos , sale del tutón urbano , y se asoma suavemente por las lomas para observar, en silencio, el nuevo proceso de vida cargado de explendorosas señales, de cantos, de colores y perfumes.

El ciudadano de Zaragoza, estos días empieza a rendir el consiguiente tributo al río Ebro, hormiguea y recorre las orillas.

Todo empieza, la primavera presenta su nueva actuación, van llegando, tímidamente, las primeras golondrinas, los cantos de las ranas empiezan a sonar y los mosquitos nos avisan de que todo empieza, que nos preparemos.
El libro de la naturaleza tiene una nueva tirada y exige  mucha sensibilidad para disfrutarla, no nos centremos sólo en la producción, en el trabajo, en lo artificial, en lo económico, y que nos demos un montón de este bálsamo natura que da fuerzas para continuar.
Es obligación del ciudadano del valle, y de otros lados,convivir con el río, sentirlo más, y para eso se han creado los grandes corredores de natura y césped. Todo transmite, el paseante y el lugar se convierten en centro neurálgico y ayudan a que la ciudad sea considerada como una ciudad hermosa y moderna.

En su día hubo una idea, unas ganas de convertir el río, de transformarlo, de hacerlo agradable a la vista y este humilde ciudadano tiene que reconocer que se consiguió, que se han cambiado los parámetros de la ciudad.
En esta ciudad hemos ganado mucho en sensibilidades, nos hemos convertido, de repente en gente concienciada con el entorno, de querer lo nuestro, y nadie nos puede quitar lo que hemos alcanzado.

A Chavierín no le gusta la gente tosca y agorera que desprecia todo y que no reconoce nada.., de hecho, la belleza no va con ellos.

Los lugares bucólicos dan pié para las grandes historias de la literatura.

Chavierín..

1 comentario:

  1. Ahhh, el Ebro.... Cuántos buenos recuerdos me trae a la mente. El GR 91 lo recorre desde Reinosa hasta Riumar. Yo tenía la ilusión de recorrer los cerca de mil kilómetros pero nos quedamos (con RM)pendientes de caminar en muchos tramos. Lo he recorrido íntegro desde Milagro (Navarra) hasta Velilla de Ebro (Cerca de Sástago) y también varios tramos en Cantabria y tengo la ilusión de hacerlo entero cuando me jubile. ¿Te espero?

    ResponderEliminar