domingo, 21 de agosto de 2011

¡¡¡ DEJADLOS SOLOS !!!


Estos días hemos tenido la ciudad de Zaragoza alborotada, la plaza del Pilar estaba llena de jóvenes de distintas nacionalidades, varios miles, provenientes de distintos paises europeos y americanos y con un denominador común, pertenecían a las diócesis cristianas y por lo visto muy comprometidos con la religión, a tenor de la vitalidad que transmitían con los cánticos y los bailes, ...lo pasaban bien y en cierta manera, demostraban cierta educación y saber estar, se notaba la mano del prefecto en horas y horas de charlas religiosas y el ciudadano, con sumo respeto, aceptaba estas actuaciones puntuales.

Mirando por el método fácil de entender y asimilar estas actuaciones como una secuencia más que los colectivos organizan, nos puede resultar llamativo este gran poder de convocatoria, el poderío demostrado, la organización, el coste económico,... pero vamos a darlo como válido, simplemente por lo positivo que resulta que los jóvenes conozcan a jóvenes de otros paises y descubran el territorio. Estos días, al observar la camaradería entre distintos grupos resultaba edificante, el ver la normalidad de la convivencia, el buen rollo, fundamento para entenderse y hacer cosas juntos en otros niveles de la vida.
Chavierín entiende todo, se considera permisivo, se siente feliz tomando unas cervezas con los jóvenes por la vitalidad que transmiten, la frescura, la alegría sana, las bromas, y ve que ellos, por sí mismos, tienen entendederas, que están formados y que no hace falta que nadie les marque el camino.
La iglesia universal va sola y el que opta por el mensaje cristiano y está convencido, merece todo el respeto, de hecho, las grandes cosas las consigue la iglesia con los cristianos sencillos, a los que no les va mucho la parafernália y quieren pasar desapercibidos,... esos que están por las selvas y por las barriadas problemáticas intentando quitar sufrimiento a la gente. La iglesia oficial es otra cosa, vive en un contínuo estancamiento, le cuesta ir con los tiempos y admitir la existencia de otros cleros; es la que marca las pautas pero evoluciona poco encontrando cada vez más dificultades en su entorno.
Los jóvenes, " LOS DEL OTRO LADO ", esos que hacían vigilia en la puerta del Sol, tienen su validez e inteligencia y no entienden el porqué de estos fastos adinerados, viendo, en contrapunto la necesidad urgente de dinero que hace falta para alimentar a los pobres del cuerno de Africa. Es de entender que la gente da más validez al sufrimiento que a la parafernalia, y nos lo dicen los chicos puretas, esos que estorban en la puerta del Sol. Pero,... ¡¡ alegrémonos !!, los que piensan así son la inmensa mayoría de la gente, civilizada y con sentimientos.
Estos días la prensa afín a la iglesia conservadora ha dado un mal ejemplo de permisibilidad, no aceptando a los otros grupos de opinión, viendo a la juventud católica como la única que merece la pena,... los demás, son pulgueros, mal vestidos,porreros y gente de mal vivir,...al estilo del antiguo nacional catolicismo,....¡¡ una pena !!, que todavía queden estos perfumes desagradables.
Sólo sabrán los jóvenes, y con acierto, cúal es el camino digno a seguir, y creo yo , que será el de la convivencia, por más que se empeñen algunos en trastear sus mentes.

Hay días que me toca escuchar , por vecindad, cánticos católicos y adventistas,...y la verdad que todos sueñan bien, todos lanzan sus gorgoritos y sentimientos....es el pan de la convivencia.

Hoy no nos hacen falta los pregoneros, aconsejadores, de la vieja escuela, esos que huelen a naftalina y a decadencia.

Chavierín.

3 comentarios:

  1. No seré yo quien hable mal de la iglesia católica. He conocido a excelentes personas seguidoras de este credo y en mi propia experiencia personal, como monaguillo en el pueblo, guardo excelentes recuerdos de buenos ratos pasados. Otra cosa es la jerarquía eclesiástica, la que vive en su mundo alejada de los apuros y las realidades actuales. Creo que en ese ámbito hace falta un revulsivo que favorezca la humildad, la sencillez, la cercanía a los pobres y marginados...
    Como sucede en muchas organizaciones un buen fin y unas metas dignas son incorrectamente aplicados por los dirigentes...
    Un saludo muy cordial. José Luis

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con los dos!! es una institucion antigua que no avanza con los tiempos, me da un poco de miedo como piensan, esto no quita para que haya gente dentro de la iglesia que hace una buena labor.
    Por otro lado lo que mas me molesta es que piensan que los que no somos "juventud del papa" somos peores personas y creo que no hace falta ser creyente ni ese fervor descontrolado, en algunos casos, para tener unos buenos valores morales y eticos en la vida, esto también se aprende en casa. beso. Sole

    ResponderEliminar
  3. La labor social de la Iglasia católica es incuestionable; ayuda a necesitados de todo el mundo sean o no creyentes.Por los despachos de Cáritas de nuestras ciudades, no hay que irse a África, pasan gentes de distintas ideas y religiones, muchas de ellas con tupidos velos que no esconden su arrogancia, y todos son atendidos; ningun necesitado va a las suntuosas mezquitas a recibir ayuda si no es musulman. Son las Iglesias cristianas, no solo la católica las que ejercen una gran labor social sin pedir nada a cambio.
    Con la visita del Papa la jerarquía católica ha deperdiciado la magnífica oportunidad de hacer de este evento un gran encuentro de jóvenes de todo el mundo, creyentes o no pero que comparten valores importantes para su vida. Hacer que todo gire en torno a una persona, presentarlo como un lider indiscutible...tantos dias de fiestas y ceremonias...Lo bonito lo esencial ni se ha visto, ni se ha conocido. Ha habido actos y encuentros musicales, teatrales, arte y cultura de todo el planeta, familias compartiendo su casa, y sólo hemos visto los desencuentros, los insultos y los grandes montajes de la oficialidad. La iglesia oficial necesita cambiar de asesores de imagen, renunciar al poder y al control de la fe, y separarse totalmente de la política.
    La Iglesia se salvará por los creyentes de a pié, por los pequeños grupos que viven el cristianismo como les va dictando su interior, su conciencia.
    Desde Leganés, un abrazo.

    ResponderEliminar