domingo, 24 de noviembre de 2013

PIENSO...., LUEGO EXISTO

Otra vez he tenido que volverme a peinar a la antigua usanza y otra vez he tenido que volverme a vestir con la túnica blanca atenea que me regaló mi amigo Diógenes. 
Raudo y veloz con mis sandalias de cordelino he acudido con urgencia a la llamada de la cordura porque nos quieren quitar el ágora de pensar, y yo, pequeño filósofo de caserío, amante de la sabiduría, no podía consentir que nadie nos toque la clase donde se aprende a pensar...., a interpretar la existencia ...., a creer en la verdad...., a comprender la moral...., a valorar la belleza...., los misterios de la mente...., la ética...., el saber estar....,el conocimiento....,. Quieren que no se hable más de estos temas y que la rebeldía causada por estas curiosidades quede reducida a la mínima expresión.

Dicen que no sirve de nada el alardear de la sapiencia, porque los problemas siempre han venido por saber más de la cuenta y es  por eso que nos recomiendan el oír, ver y callar y retozar en el silencio.

Y como a mi no me da la gana de retozar en las jalmas de la imposición vengo a exponer mis criterios acompañado del filósofo Descartes  para hacer de comisario ante estos desatinos.

¡¡¡ Y que os voy a decir yo que no sepáis !!!..., me comentaba el egregio Sr.

Otra vez suenan las alarmas, la sirena de la manipulación educativa sale otra vez a escena, nos quieren quitar los estudios filosóficos que un día plantearon nuestros egreguios pensadores y quieren destruir el libro de la racionalidad.

Información puntual nos vienen por todos los medios, las bibliotecas de los conocimientos se venden en los hilos de la luz y en las pantallas modernas, pero falta el cara a cara con el profesor...., en círculo..., en mesa redonda, para ayudar al alumno a interpretar y a ser buen ciudadano...., este feeling lo quieren destruir.
Nos intentan decir que la filosofía no tiene futuro como trabajo con formación académica, pero lo que realmente les preocupa es que la gente sepa pensar y les ponga en evidencia.

Edictos, armas y maquinaciones nos están trayendo estos gobernantes. 

Desgraciadamente antiguos manifiestos fruto del control de las masas se están poniendo en marcha en nuestra sociedad para aplacar la sabiduría del pueblo y están aflorando recortes en los derechos de los trabajadores, en el derecho a huelga, en denostar lo público, en imponer la religión, en dar excesivo poder a las autoridades, en no reconocerse  delito alguno...,en el dominio de lo privado....,

Y temblorosamente, siguiendo con estas maquinaciones, bien podrían retomar de nuevo la ley de vagos y maleantes..., o el siniestro edicto de responsabilidades políticas de después de una guerra ...., y mientras tanto, todos los luchadores con criterio se tendrían que ir pensando el abandonar el país porque este control les abruma,ya que, visto lo visto,  no sabemos de lo que serían capaces de hacer.

Y eso es lo que querrían conseguir, amigo Descartes, inutilidades ovejeras siempre obedientes esperando el grano desde la ventana, tufos que cualquier ciudadano del mundo no se acaba de creer...., 
Con esta pesadilla estamos viviendo los españoles desde el 2011...., maquinaciones...., maquinaciones....,

Estoy seguro de que utd. no aprueba estas conductas y que desgraciadamente le sorprende las imposiciones de su mayoría absoluta sin atender recomendaciones. 

Están empleando una brillantina caduca que tenían en el desván del absolutismo, como ..., haciendo prácticas.

Llevan un juego feo, fuera de los tiempos, al contrario de una sociedad moderna..., pero no hay problema  porque todo son pataleos, y la racionalidad, que usted predica, amigo Descartes, es la que se está imponiendo en todos los lugares.

Pues nada empezaremos a montar consultas de filósofos en los lugares del viento y la libertad.

Libertad para decir lo que uno piensa..., son otros tiempos.

Chavierín



1 comentario:

  1. Y afortunadamente, este magnífico heraldo de los pensamiento que es Internet, traspasará fronteras y conformará pensamientos. No olvides que las doctrinas de Confucio se difundieron y alcanzaron su esplendor después de su muerte. Lo que vamos escribiendo, nuestras ideas y nuestro pensamiento, aquí quedan para la posteridad. Sí amigo Javier, gracias a nuestros escritos y gracias a la Red podremos vivir eternamente, si quiera en el mundo de lo virtual. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar