sábado, 25 de enero de 2014

LOS VIAJES DE GULLIVER

La sátira y la mofa es lo que hoy va a emplear este sencillo escribidor para relatar los viajes de nuestro alcaide  hasta las casas gruesas de otras encomiendas. Ataviado con zapatos de hebilla y con sombrero tipo Dartagnán, enriqueceré la comedia puntual cuando el país de Líliput visita a esa casa grande de las Américas. 
Hay que ser dicharacheros y estar  esplendorosos ..., de buen ver...., como en la época, y al paso de los dueños, presto a las inclinaciones de cabeza, y a los sones de la música de violín, mover un poco el corpiño;  aperitivo, vinitos varios, y un pequeño flirteo dadivoso de méritos extraños al anfitrión que vino de la Hispania. 
Enchido de satisfacción volverá a su país montado en sus carabelas, amenizado por los toques de flautín, y con las bodegas llenas de regalos puntuales, unos juegos de " marionetas " comprados a los merchanteros del Oeste....,¡¡¡ pasen y vean srs. !!!, y cierta cantidad de  látigos  que habían  quedado en deshuso en la época del algodón en Alhabama..., y al llegar a puerto de Palos, recibimiento y palabras chaqueteras..., ¡¡¡ parabienes trae utd. D. Mariano !!!, y escondido entre las sombras, el humilde labrador comentará en voz baja, " bendiciones y encargos nuevos  que buscan diezmar las pocas fuerzas que nos quedan "...., una pena.- ¡¡¡ Servil y obediente como siempre !!!..., ¡¡¡ toquen el tamburín !!! y  ¡¡¡ a trabajar sin desmayo !!!, porque ya estamos avistando...., el ridículo, D. Mariano..., el ridículo.

Y los lugareños escondidos, en las cuevas de los acantilados, no daban crédito a tanto desatino..., en aquellos tiempos este país era ya, más papista que el Papa.

La historia se repite, la España siempre enflascada en grandes guerras, defendiendo el honor y los vicarios,  y los demás países, escondidos,  viviendo a cuerpo de rey con los mercados repletos de oro, y el extraperlo, montado en los paises del norte.
Hombreras de borlas, golpecitos en la espalda, buen presidente y....,  buen pagador, ¡¡¡ les quitaré de comer a mis plebeyos !!!..., para pagar la deuda y cumpliré con lo prometido en las sedes de otras cortes.

Y los demás, aquí estamos con las alas recortadas,  como las codornices de granja, sin vida  ni alicientes..., no podremos volar en mucho tiempo, porque  nos han domesticado tanto, que no perderemos el mal pelo en muchos años.
Y mientras....,
Les garantizamos los pagos de la deuda a los otros paises , los beneficios de los jugones del Ibex, la picardía de la gran banca comprando deuda pública, y los deseos de..., ¡¡¡ más madera  !!!..., ¡¡¡ apretad más la convertera para que no puedan escapar  !!!.

¡¡¡ Delirium tremens !!!, sr. Jonathan Swift, autor de su viajero preferido. Si utd. criticaba a la sociedad de aquellos años con los viajes de Gúlliver, el pueblo llano, de hoy,  se puede permitir el lujo de reírse del bufón y castigar así al autor de esta época obscura.

Lo primero es gobernar para los de casa y después..., ya hablaremos.

Y me retiro de este pequeño escritorio con el cuadernillo lleno de sonrisas y lágrimas.

Chavierín.

 

2 comentarios:

  1. vaya sátira poética chavierín

    ResponderEliminar
  2. Sin retóricas ni palabras huecas. Directo al grano y arreando candela a diestro y siniestro. Me gusta ese estilo tan cortés pero al mismo tiempo tan incisivo. La denuncia de las mil y una tropelías. La constatación de la más profunda indiferencia frente a los que sufren. La moto que nos quieren vender anunciando a bombo y platillo lo bien que va la prima de riesgo. Ya lo decía un amigo mío: Ese Riesgo me tiene hasta el gorro con su prima. Y a los de a pie nos la trae floja tanto anuncio rimbombante y tanta declaración hipócrita porque sabemos perfectamente lo que traman y lo que se llevan entre manos. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar