martes, 4 de febrero de 2014

PONGAMOS QUE HABLO...., DE MADRID

Majestuosidad esconde la capital del reino, sus edificios y palacios magnos son  testigos de su porte europeo, de ventanas anchas. Los portalones y fuentes dan fe de conmemoraciones y pasado histórico, mientras sus callejuelas tienen la exclusividad de las letras...., de la literatura..., de los escritores..., de la comedia...., del teatro, presentando plumas gordas en el cartel..., D. Lope de Vega,,,,, Calderón, D. Miguel de Cervantes y..., más....,que llenaban  la ciudad de ...., inteligencia.

Y preséntome yo, antiguo soldado de los tercios de El Goloso, recorredor durante el tiempo que duró mi servicio "a la patria ", de sus calles, ramblares, museos y cantinas, a escribir sobre ese Madrid que me impresionó, por su universalidad, por su vida en las calles, por la variedad de razas, por sus gigantes Galerías Preciados y por ser la capital del Reino.

Para un provinciano, Madrid, era una ciudad importante, porque allí vivía el rey...., el poder...., los ministros..., el Real Madrid y, por eso,  todo lo que hacían lo tenían que hacer bien..., eran sabios  y no había duda, era una plaza fuerte del mapamundi de capitales de estado.

" Y después de tomar medio lebrillo de vino en las tabernas de la plaza Mayor, sentome a escribir un sentir distinto que vuela por las opiniones y, que al paso del tiempo, ha nublado la buena imagen del viejo Madrid ".
Su historia y su tronío, lo dejo escrito en los pergaminos de méritos y verdades, pero el deterioro y el despotismo que se guisa en esta gran ciudad en los tiempos que estamos, los escribiré en feluchos que se los lleva el viento, porque son crónicas para olvidar.

Estos últimos años está gobernando la comunidad de Madrid una fuerza extraña, despótica y alejada del pueblo e interesada en amargar la vida a los ciudadanos con intereses poco claros ..., vender la sanidad pública y poner contra las cuerdas la educación de todos con leyendas e implicaciones de  políticos  en asuntos negros de dineros y favores, chandríos y abusos, que reflejarían con sorna en  los escritos, sus nombrados literatos.

Las marchas blancas de la sanidad han dado la vuelta al mundo, la lucha y la indignación se hizo patente en todo el país y la resolución de anular la venta de hospitales por los tribunales ha llenado de satisfacción al ciudadano español por la batalla ganada y dejando de paso un tufo de inoperancia y de preguntarse en qué manos están los ciudadanos de Madrid.

Si quieres ser la capital de España y si quieres mantenerte como tal, tienes que ser la primera en dar ejemplo de libertad, apertura y diálogo, porque no eres una autonomía más, eres grande e influyente, al menos, eso es lo que creemos todos los españoles.

Me alegré mucho por esta resolución.

Al final, a alguien se le encendió la luz de la coherencia o se tomó un poco de  ibuprofeno...., para el alma...., cansado ya, de tanto atropello.


Madrid, se merece otra cosa.

Chavierín

1 comentario:

  1. La capital del reino es incapaz de contener su decrepitud. Los "aciertos" en la gestión de los dirigentes políticos la han llevado a la UCI. Se encuentra enferma, y sin energías. Sin fuelle.
    Es posible que llegue un tiempo en que la situación cambie. Que las fortalezas de la ciudad brillen de nuevo gracias al empuje de sus habitantes. Que de nuevo vuelva a refulgir como en tiempos de nuestro querido Tierno Galván.
    Para ello será necesario mucho tino en las próximas elecciones y no olvidar los desmanes, la pésima gestión y el lamentable desempeño de los actuales regidores de la capital del reino y de la comunidad.

    Un abrazo. JL

    ResponderEliminar