viernes, 26 de septiembre de 2014

EN ARAGÓN, LA VIDA NO SIGUE IGUAL

Plácido me encuentro en mi pequeña terraza acompañando al canario cantor que lleva unos días tristecillo por el cambio de pluma, amigo, buen saludador, y porque se lo merece, me toca hacer de enfermero en agradecimiento por los trinos con los que nos ha obsequiado estos últimos meses. 

Pequeñas plantas adornan al cuaderno de escritos y a la cerveza puntual y, como nuevo invitado, el libro de Ana R. Cañil, " Si a los tres años no he vuelto ", ambientado en la guerra civil. 
Estas semanas de lectura me toca viajar a esas historias  que me cabrean e irritan pero que me resultan amenas por el buen hacer de la escritora.
Y como este asueto  invita a contar cosas, tomo el cincelillo de escribir para opinar sobre los temas que estos días me ronean por la cabeza.

Me he dado permiso para hablar de los dirigentes de la val del Ebro y ver si nuestras "autoridades ", después de las vacaciones, nos sorprenden con iniciativas nuevas. Pero nada más lejos de la realidad, veo que como siempre, vienen con la agresividad clásica de dar a entender al ciudadano de que ya están aquí y que son imprescindibles.
Gritos y braceos,... más de lo mismo, paripés varios  para comenzar con lo de siempre, inicio de la comisión de investigación de Plaza, el grupo de Biel con su territorio y fuero aragonés. Siguen enzarzados con el nombramiento del justicia de Aragón, con los presupuestos de la universidad, con los retablos de la Franja,....pero mucha pasividad en la consejería  de economía y trabajo que es el problema gordo que tiene la sociedad aragonesa.

....y el escribidor comenta....

A las personas que están en apuros, en el paro, pasándolo mal, les importa un pito los problemas institucionales y de identidad, porque lo único que quieren es que los políticos solucionen los problemas del trabajo.
¿ Para qué queremos tanta consejería como atrezzo si no son capaces de atajar los problemas urgentes ?
Hagan la súper conserjería del trabajo y toquen a arrebato porque nos sobran las parafernalias de tanto sitio oficial, porque en Aragón, desgraciadamente, la vida no sigue igual,...que va a peor.
Hoy, manda la urgencia, pero eso, a  ellos, se las trae al pairo porque argumentan que sólo tienen dinero para pagar la casa y la portería, y,... ¿ para invertir y dar trabajo ?,.... nada de nada.

Me hacen gracia los estertores de los políticos a la vuelta de las vacaciones,...morenillos por el sol,.....se nota que todo les va  bien,....
 Aragón, es una de las comunidades donde más sube el paro y más Eres se producen. 
Aquí es donde es difícil encontrar políticos con carisma,...que convezcan de verdad.
Aquí, es donde yacen muchos polígonos sin vida,... aquí es donde hay más escaparates sin luz,...se traspasa, y aquí es donde tenemos una estación de viajeros muy grande,....para exportar mano de obra,....pero no pasa nada, ellos seguirán con sus nimiedades en espera de los viernes a las dos para ir a tomar vinos al Pascualillo,....como si los viera.

Me cabreo y sé que me repito muchas veces con el tema, pero, tengo la sensación de que todo está organizado para la galería de palacio, con obstentación y mucha bisutería intelectual y sin ningún fin social.
Así, con esta dejadez podríamos estar hasta la eternidad, llevamos seis años y echaríamos,... unos quince más,....que nada les movería.

Para ellos la vida sigue igual,...para los demás......


¡¡¡¡ Cuanto pensador valiente falta !!!


Con respeto a la palabra

Chavierín.

1 comentario:

  1. ¡Genial artículo de crítica hacia los políticos aragoneses! Y sí, estoy de acuerdo con todo. Muy cierto que en tierras aragonesas yacen muchos polígonos sin vida. En su construcción se atendía más a constructores y proveedores de vigas y cemento que a la necesaria planificación y previsión de su posterior utilización.
    Tu artículo, Javier, es mesurado y sensato, con toques de fino humor. Pero dices verdades como puños. Al final, tendremos que hacer el libro con todos estos artículos y regalárselo a algún que otro político. Aunque lo que me pide el cuerpo es darles con él en los morros.
    Un abrazo
    José Luis

    ResponderEliminar