domingo, 14 de septiembre de 2014

MITIN EN EL TEMPLETE DEL PARQUE

Ante la política rampante de los caballitos de la derecha española, se unieron en romanza y exigencias, los poetas de la calle y los  hombres tranquilos de la vida, para denunciar en las columnas de las protestas, la aturdidez y acoso a que estaba sometida la sociedad española con sus reformas y destrucciones. 
Entre todos crearon un pergamino, una forma de entender los derechos y la convivencia, a la vez que consiguieron, que muchas personas simpatizarán con ellos,.... y fueron tantos, que dieron al traste con el mapa político de las mayorías  instaladas en la Hispania. Al final, se convirtieron en pájaros cantores con buen trino y a los que la gente quiso tener de compañía.

.... ilusión y expectación  a lo que vendrá....

En este país y en la mayoría de los países del mundo, la derecha de fe, sigue con su portento de ideas, obcecados en la distinción y clase, en el nivel y en el manido control de poder para controlar al vulgo y con la cartulina de voto conservador traído desde la cuna original.

....mi casta y tradición escribían en su escudo de armas....

Pero son así, rigurosos con su ideología, tienen su cupo de votos  leales al pensamiento y con votos de advenedizos a su corriente que les ajuntan cuando por otros lados no encuentran respuestas. Son reacios a autoinculparse por sus desmanes y están convencidos de que a la derecha se les tiene que perdonar todo, mofándose descaradamente de la racionalidad.

......Decían desde los despachos de las notarías,....
" Preferimos al alcalde que haga cosas y se llene los bolsillos, que al serio y no haga nada ",....sus puntos de vista con agriedad y descaro.

Los partidos de la izquierda, que en tiempos pasados estuvieron en el gobierno, están en horas bajas porque han perdido credibilidad por su acomodo y falta de lucha ante las imposiciones de la derecha en el poder. Ahora, están escarbando en las grancillas del resurgir, con nuevos líderes y con ideas de regeneración que lleguen a la gente, pero se les han adelantado los nuevos grupos de pensamiento que vienen con fuerza y que están convenciendo a la opinión publica.

Ante esta situación cabe pensar, que a los partidos mayoritarios de izquierda en Europa y en España, tienen el tiempo contado por el resurgir de estos grupos juiciosos que denuncian,  los problemas de la población. En nuestro país no se  perdona que los  políticos de izquierdas estén metidos en escándalos porque es una conducta contraria a sus principios y por eso les recriminan la tardanza en abandonar el sillón.
Ahora, como ven cierto peligro en sus cuotas de poder, quieren poner ideas de regeneración encima de la mesa porque entienden que es lo que llega a la gente. Pero es tarde, ya que los ciudadanos han perdido su confianza  por la cantidad de años que llevan medrando, anteponiendo su interés personal y la población está cansada de perdonar y de darles oportunidades.

El panorama que nos queda es de curiosidad y esperanza. El enemigo a batir en Europa y en España, es el pensamiento conservador, que en vez de aportar sosiego, lo que siempre ha traído han sido más conflictos y desigualdades,... muchos ejemplos nos escribe la historia.

¿Solución para los tiempos que vienen ?,...pues  congregar el pensamiento de regeneración liberal existente en los grupos de opinión y formar una plataforma única con personas nuevas que hagan frente a las imposiciones.

Sentarse a hablar con seriedad, con ideas claras y normas y dar de lado a los que tienen experiencia en dejar que pase el tiempo representando a partidos de renombre.

Es el sino que se va a imponer en Europa y en España, ante la falta de trabajo y desigualdades.

No nos va a quedar otro remedio.


Chavierín


1 comentario:

  1. Sensatas palabras las tuyas, Javier. Como siempre das en el clavo con tus acertadas observaciones y tus ponderados juicios. Se aproximan tiempos de cambio, de reajuste de opinión y voto, de castigo ejemplar a tanto desmán que venimos aguantando ¡Bienvenida sea la nueva era!
    Un abrazo
    José Luis

    ResponderEliminar