domingo, 27 de febrero de 2011

UNA NUEVA ASIGNATURA


Cuando un joven del Africa subsajariana decide abandonar su casa, su familia, para llegar a los paises europeos pasando por grandes calamidades y peligros, es que el día a día de supervivencia, en su pais, llega a momentos críticos y él se hace responsable, con el futuro trabajo, de obtener algo para su familia, esperanzas y deseos , que normalmente, se quedan en el camino pagando un alto precio por la racionalidad y por el derecho de querer cuidar de los suyos , algo innato en la codición humana y que no es motivo suficiente para que sean aceptados en un nuevo pais.

Hoy nos encontramos con movimientos migratorios de personas que en sus paises de origen no tienen futuro y buscan el paraiso americano multilingüe o la vieja Europa, rica, en teoría, o al menos mejor organizada. Estos fenómenos hoy día se están acentuando más por causa de la crisis mundial, el precio de los alimentos básicos de supervivencia han aumentado considerablemente creando malestar entre las poblaciones tranquilas, conformadas con tener poco para comer, pero que si les quitas lo básico la mente empieza a trabajar y se manifiestan porque ven que unos pocos viven muy bien y que la inmensa mayoría no cuenta para el bienestar de un pais.
Estos son los viejos problemas acentuados por la crisis, las grandes hambrunas en Africa y en el sureste asiático, las grandes tasas de mortalidad, los abusos de la mano de obra barata y la escasez de ayudas humanitarias.
Los paises occidentales intentan convencer a estos paises para que adopten los sistemas de gobiernos democráticos y no haya abusos de poder y así distribuir mejor de la riqueza; estos paises, por el poder de las comunicaciones, del mundo digital, ven como aumentan las reivindicaciones, la toma de conciencia y están saliendo de su letargo; ahora, parece, que los occidentales están poniendo un poco de dignidad encima de la mesa y empiezan a entender a los autóctonos poniendo como prioridad los derechos de las personas.
Hoy, las grandes multinacionales, grandes petroleras, madereras, explotaciones mineras, grandes explotadores de mano de obra , etc, etc,etc, tendrían que cambiar el chip y colaborar más con el bienestar de los lugareños contribuyendo con salarios justos ; la globalización desordenada por la crisis nos está enseñando nuevos puntos de vista y está sacando a la vista infinidad de desigualdades y abusos, la era moderna nos presenta este nuevo escenario con una nueva obra que tendremos que saber interpretar y no dejar pasar la oportunidad de organizar un nuevo orden mundial.
Me alegro por el Sr. Obama y su nuevo discurso democrático a nivel internacional, y también me alegro por la buena idea del Sr. Zapatero con la idea de las alianzas de civilizaciones, estos son los caminos de la racionalidad.

¡¡¡ El mundo financiero es el que manda, D. José !!!,...¡¡¡ mandaba !!!, Luisito.... nos tendremos que replantear los cometidos porque la ignorancia va desapareciendo.

Chavierín.

1 comentario:

  1. No se si lo veremos pero estoy seguro que, al final, el mundo desembocará en una gobernanza mundial en la que se procesen globalmente los problemas del planeta. Creo que vivimos una época de transición y, desde luego, cada vez tenemos menos aguante ante las injusticias que nos muestran los medios de comunicación. Yo le diría también a D. José que -afortunadamente- creo que a pesar de todo el ruido externo, caminamos hacia un mundo mejor. Un abrazo. JL

    ResponderEliminar