domingo, 6 de enero de 2013

EL INFORME GAUDEAMUS IGITUR,.....by Chavierín

¡¡¡ Alegrémonos pues !!!, ese es el canto que se instituyó en las universidades para conmemorar el esfuerzo final  de cuatro o cinco años de estudios. Los jóvenes,  tras haberse ganado el preciado reconocimiento académico, entonan al final, lo festivo,  han dedicado varios años de nervios y desvelos  y esperan que, con el  título en la  mano, aumenten sus  perspectivas de futuro  y les sirva, de paso,  para organizar su vida.
 ¡¡¡ Fundamento puntual !!!, las universidades y los centros de formación se implantan en un país para preparar personas especializadas para contribuir a crear riqueza y bienestar social. Se invierten grandes cantidades de dinero por alumno para poder lograr el objetivo,...y se consigue,.... tenemos muchos licenciados y especialistas, con acreditaciones y saberes, pero con dificultad para encontrar trabajo, nos falta el campo de acción, el recorrido final. 
Nuestro mundo empresarial al no ser  capaz de absorber  la mano de obra especializada tira por tierra los esfuerzos de tanta gente y  los planteamientos de la formación se desvirtúan. Me pongo en la piel de los profesores y comprendo que tiene que ser complicado el enseñar y exigir a los alumnos interés con estas perspectivas de futuro.
Pero es muy duro también el ver cómo continuamente grandes grupos de jóvenes abandonan el país buscando el sustento en otros lugares porque aquí no somos capaces de solucionarles  el problema.
Se están haciendo planes continuos de formación para las personas que están en  paro,...y eso está bien , pero la demanda , desgraciadamente, nos dice, que aún estando bien preparados no tenemos salida por el consumo tan escaso que hay. Estamos haciéndoles el agosto a los países que necesitan mano de obra por poco dinero;  aquí , los horneamos bien, los ponemos decentes y presentables y,... saludos para todos, desde  la estación de Atocha.
Viendo esta pérdida de tiempo sería conveniente en este país cambiar de estrategia política. No sale el sol,...formar,... formar,.....Se habla poco, se debate muy poco sobre este tema  y estamos en tiempos de emergencia situacional. Nos hacen falta los empresarios convencidos, dispuestos a trabajar por el país y a crear riqueza y  empleados dispuestos a ir de la mano del empresario en el buen fin de la empresa. Dicen que el trabajador español es el fundador de la ley del mínimo esfuerzo, poco colaborador y blando,... a lo mejor  es hora ya de aprender a tomarnos el trabajo más en serio. Pero hace falta un gran pacto nacional ,... de hablar,... de consenso,  para solucionar  el problema que está tomando ya un cariz preocupante.

En Alemania llevan un sistema que si el país funciona bien con la iniciativa privada el estado no invierte nada en obra pública, pero si ve que va bajando la inversión particular toma las riendas y saca a concurso obra pública y así el mundo laboral se mantiene,... en cierta manera lo va equilibrando. Lo contrario que en España, funcionaba la empresa privada muy bien y había que invertir en obra pública también, sin ningún control, y así nos fue.
Desgraciadamente lo privado no arranca y por consiguiente habrá que invertir en obra pública para dar trabajo,...mucho ingenio nos hará falta,  pero es el único camino que nos queda.
Al final tenemos jóvenes bien preparados y educados,...para ir por la vida,... que eso no es poco, y todo gracias a esos a esos años de formación, con  profesores que, hoy,  tienen que hacer  de psicólogos, para que la juventud no se nos venga abajo.
Es urgente cambiar el objetivo de la formación, se hacen cosas puntuales pero la empresa va por un lado y la universidad por otro.
Ante estas perpectivas salgan más a la palestra las grandes mentes pensadoras que viven y se recrean en este país,.... colaboren

Chavierín.

  

1 comentario:

  1. Veamos: esto es un círculo vicioso. Si no se genera actividad empresarial, no se crean puestos de trabajo. Sin esos puestos, es imposible integrar a la gente preparada egresada de la universidad. Y los emprendedores se animan cuando se facilita el emprendimiento. ¡Facilitemos las cosas -de verdad- a los que tienen iniciativa y quieren poner en marcha su proyecto! Eso no lo está haciendo el gobierno por ningún lado. De momento, sólo ha tirado de tijera para recortar y las iniciativas para estimular la emprendeduría, brillan por su ausencia.
    Totalmente de acuerdo contigo: falta liderazgo, ambición y ganas de motivar y apoyar a la gente por parte de la clase política

    ResponderEliminar