jueves, 29 de junio de 2017

A LA SOMBRA DE LA NOGUERA

       
          Referenciado e inscrito por nacimiento en una tierra jasca de la comarca de Las Cinco Villas, en un lugar que ironiza y suena como principio de todos los cuentos, " erase una vez una princesa que vivía en.... Uncastillo ",... con asombro de los infantes,.... ¡halaa !,... ¡ jobaar !,... ¡ qué suerte !. Nombre del pueblo fantástico que aprendí a escribir de jovencillo con mayúscula y todo junto; también aprendí a escriturar con destreza el nombre largo de mi provincia llena de zetas que me llamaba la atención,.... Za ra go za, donde está la Virgen del Pilar y el Real Zaragoza, el equipo de fútbol famoso que seguía mi padre por la radio.
     A los cinco o seis años descubrí la ciudad, nervioso y con algo de impresión, recuerdo el olor a chimeneas de la plaza  el Carbón y los escaparates de brevas con crema pastelera,... ¡ no te quedes ahí ensimismado que vamos a perder el tranvía !....

     ..... escritura como entrante en la Posada las Almas ....

     Este escribidor acabó como casi todos sus paisanos, en la ciudad de sus sueños y el futuro, y ahí se instaló y formó su familia, y durante más de cuarenta años fue testigo de acontecimientos y formas de vida y también donde conoció la placidez, ciudad mediana, sin distancias, y sin los estrés de moda, aunque, desgraciadamente, no entrara la suficiente lucidez de pensamiento por su lucernario.

    .... peros adversativos para argumentar....
   
     Después de estos años de momentos y observaciones, me quedo, por salud emocional, en la sombra de la noguera, lugar poco recomendable para dormir a su vera, y es que siempre me he sentido así, preguntándome  porqué siempre han sido los mismos estamentos los que han controlado el poder y la opinión de esta ciudad, estando todo mediatizado por la prensa de siempre, con las emisoras de radio  y con los mismos periodistas de siempre, amigos todos cercanos a la iglesia profunda y al pensamiento conservador, empresarios en el fondo con cajas y banqueros con inversiones, y empleando la independencia informativa para sus causas de interés.
    
     Hace bastantes años leí el libro de José Borras, "Aragón en la Revolución Española", libro con mucha crudeza que siempre me dio razones para indignarme. En él se relatan los nombres de los asesinados de todos los pueblos de Aragón, siendo el cementerio de Torrero, el lugar máximo del llanto, a donde iban a parar todos " los condenados ",... una historia con mucha tristeza y preguntas que quedan en el aire de,... ¡ cómo fue capaz la gente de esta tierra de hacer lo que hizo !
    
     Y sigo pensando y argumentando que en la Guerra civil española, Zaragoza fue de las primeras ciudades en apoyar el golpe militar. Como gente obediente, no tuvo ningún resquicio de clemencia ante lo que ocurría,.... el pensamiento conservador lo controlaba todo. 
    
    Cuando ves la puesta en escena de las antiguas cofradías de la Semana Santa, ese sentimiento de miedo, quieras o no, te recuerda aquellos tiempos, te transporta a esa época negra de imposición y llanto. Hoy continúa abundante esa forma de pensar con la iglesia profunda en todo su apogeo, hoy continúan esos colegios privados de élite que siembran diferencias, hay políticos conservadores con demasiada inquina en sus argumentos, convirtiendo a esos medios de comunicación actuales en sus canales de apoyo.
    Y me pregunto, ¿ porqué se mantiene ese espíritu conservador tan profundo en la ciudad ?,.... pues por la obcecación,... por creerse diferentes,.... el no aprender,... el no reconocer la maldad en los hechos acaecidos,.... el no tener memoria histórica, quizá, más necesaria que en otros lugares,... aquí tampoco hubo una transición política en condiciones, aunque la izquierda tampoco se quiso involucrar en los reconocimientos de las víctimas de la guerra civil.
    Si a la educación privada, a la iglesia, se les exige ciertas cosas por ley, enseguida recurren a los jueces que les dan la razón. Me pregunto, ¿ no sé cómo se pudo organizar una Expo internacional desde una gobernanza de izquierdas sin que estos estamentos lo impidieran ?,... algo bueno tenía que haber. 

    Me gusta la ciudad,... la encuentro con encanto, pero no llevo bien las manipulaciones que ciertos colectivos vienen realizando desde tiempos inmemoriales.

    Quizá seré raro o no he sido capaz de encontrar el árbol que de buena sombra,... que le voy hacer.

     Chavierín

    
    
          

1 comentario:

  1. Observaciones muy juiciosas y un análisis fundamentado de lo que ha sido el devenir de la ciudad y de sus élites en los últimos 70 años.
    Soy optimista, Javier. A pesar de todo el lastre que arrastramos creo que Zaragoza, poco a poco se va conformando como una ciudad más democrática y participativa, más alegre y creativa...
    Llevará su tiempo, pero la tendencia es imparable. Jóvenes más formados y preparados tomarán el relevo y le irán dando la vuelta a la casposidad como si fuera un calcetín.
    ... Díjolo entonces el zahorí.
    Un abrazo, señor cronista. A disfrutar del verano.
    José Luis

    ResponderEliminar